PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Convencido de que el Estado haitiano ya no existe (los 13 años de la Minustah lo demostraron); de que el capital norteamericano andaría por su cuenta (y quien no lo crea que le pregunte a los Clinton); de que, por sus diferencias culturales e idiosincráticas, Haití difícilmente puede interactuar con la comunidad latinoamericana; de que para la mal llamada “Comunidad Internacional” Haití es un pésimo negocio, y, sobre todo, convencido de que esta isla bien podría acoger a más de 25 millones de personas, Estados Unidos está urdiendo muy en serio la unificación de ambos países… (Y no le importa la suerte que Dios reparta).

Posted in Fogaraté
agency orquidea

Más contenido por Ramón Colombo