Un minuto de silencio

Compartir

Porque, más que pionero de la banca privada, fue un ciudadano de alto nivel de conciencia; porque, más que impulsor del desarrollo empresarial, siempre apoyó las mejores causas hacia el progreso democrático; porque, más que mentor de la educación universitaria privada, siempre alentó la toma de conciencia ciudadana; porque, más que un líder del sector financiero, toda su vida abogó por el respeto a la institucionalidad y la justicia; porque, más que prohombre empresarial, siempre priorizó el interés nacional . Por todo eso, Alejandro Grullón Espaillat merece que todo este país le rinda un minuto de silencio.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir