No subestimen a Gonzalo

Compartir

Subestimar a alguien significa esperar de esa persona menos de lo que podría dar y es entonces cuando llega el momento en el que nos dan en las narices: no se puede ser consciente de los límites ni del potencial real de los demás, pero hay quienes piensa que sí y caen en el error.
Siempre se ha dicho que en el ejercicio de la política y especialmente en los eventos electorales, no se debe subestimar al contrario, más si ha tenido éxito en su vida pública y privada, con todo el apoyo de un pueblo, y del segundo presidente más valorado del mundo Danilo Medina, junto a la primera fuerza política del país con un trabajo exitoso como Ministro de Obras Públicas.

Pues cuando se subestima se descuidan las debilidades propias y no se crece, es ahí que las propuesta deben estar concentradas en proyectos de nación y no en ataques mal infundados. Por eso uno se pregunta, ¿y por qué atacan tanto al Penco? ¿Por qué están tan asustados y nerviosos?

Otra cosa que también se sabe es que la política es coyuntural y responde al momento. En la campaña del 1996 se promovía al candidato del PLD como “el Nuevo Camino” la televisión estaba invadida de promesas de campaña, la publicidad era original y atractiva, publicitaban al candidato como un joven moderno. Pero en ese momento la oposición lo calificaba de “pollito” “muchacho” “ inexperto” “anteproyecto” y “pichón” es decir lo subestimaban, pues siempre al que va a ganar le caen todos los contrarios con las críticas

La historia no se repite sino que suceden hechos y acontecimientos parecidos con diferentes actores, ahora no es el “Nuevo Camino” lo que está de moda es “Sangre Nueva” y como está de moda y se convertirá en el nuevo presidente lo atacan.

Y lo mismo que le decían al candidato del PLD en 1996 ahora esos ataques se lo dicen al del 2020. Con otros conceptos y con la diferencia de que uno era un joven político académico, sin experiencia, se ganó por coyuntura, y él de ahora es un empresario con más de treinta años de éxito, y exministro de Obras Públicas con un trabajo valorado hasta por la oposición.
Con sobradas razones el próximo presidente Gonzalo Castillo ha dicho y cito. “Ahora entiendo por qué la gente de éxito en su vida privada no se mete en política”.

Aun así ganó las primarias, ha recorrido el país, ha caído súper bien, y el pueblo le ha brindado su apoyo, con un discurso de seguimiento a las obras de gobierno, (más visitas sorpresas, escuelas, 911, instancias infantiles etc.) Y por nuevas ideas.
Y esas ideas la tiene el hijo de Macorís y Miriam, el barahonero dé la tierra de Casandra Damirón, ese mismo que él presidente Danilo Medina nos dijo en su proclamación en el palacio de los deportes que Gonzalo Castillo es la Sangre Nueva. No lo subestimen que dentro de poco todos le llamaremos señor presidente, pues la experiencia debe haberles enseñado que debajo de cualquier “yagua sale tremendo alacrán”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir