Astutos

Ser ovejas sujetas a principios y valores en este tiempo, es el gran desafío. Sentir como humanos pero actuar como ungidos es una disciplina extravagante. Una oveja está llamada a ser mansa cual paloma, pero debe ver cada lobo rapaz de su mundo como esa serpiente implacable que procura eliminarnos y desplazarnos a como dé lugar. La litis interior, las presiones e intimidaciones externas pueden ser desgastantes, atropellantes y deprimentes, pero la promesa fiel reza: “estaré con ustedes todos los días de esta vida” más “sed prudentes…” Y es que el prudente triunfa cuando sabe y cuando ignora, porque se sujeta al Omnipotente a toda hora. Dios no te da una batalla que no puedas ganar tampoco una prueba que no logres soportar ni una promesa que no pueda cumplir.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.