Gobierno, bajo presión por alza en precios de la comida y la vacunación

Compartir
Muchos precios de productos básicos han aumentado.
Todavía no se sabe cuándo el país accederá a la vacuna ni el plan para aplicarla; mientras los alimentos suben

Muchos economistas, sociólogos y políticos han advertido que el 2021 sería un año complicado, porque empezaría a sentirse el impacto real de la pandemia de la COVID-19 en la economía y los gobiernos tendrían que administrar situaciones difíciles debido a que el virus sigue causando muertes y contagios. El gobierno del presidente Luis Abinader tiene dos situaciones inmediatas que generan presión: el alza en los precios de la comida y la vacuna y el plan de vacunación para inmunizar contra la enfermedad.

Las quejas de la gente por las alzas en todos los productos de la canasta básica, en artículos ferreteros y otras áreas, se han convertido en un lamento permanente y lo expresa básicamente por las redes sociales, que se han convertido en el tema que genera mayor preocupación.

De hecho, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) alertó sobre las fluctuaciones de los precios mundiales de materias primas y alimentos, que la pasada semana alcanzaron su nivel más alto en los últimos años, y los efectos que esto podría tener en la inflación y escasez de algunos productos.

En un comunicado, el Conep señaló que dicha situación se genera tanto por los efectos prolongados de la pandemia, como por fenómenos climatológicos, y variaciones en la demanda y suministro de países desarrollados. En adición, las interrupciones en la industria del transporte marítimo y el costo de los fletes.
La preocupación por el alza en productos tan básicos, como la carne de pollo, llevó al presidente Abinader a anunciar en Moca que se vendería a 50 pesos a través del Instituto Nacional de Estabilización de los Precios (Inespre). El anuncio de hace 13 días evidentemente que fue insuficiente, porque las quejas por al alza en los precios del pollo, que se comercializa entre 70 y 75 pesos la libra, no han parado.

El Observatorio Nacional para la Defensa de Los Derechos del Consumidor (Onpeco), que dirige Altagracia Paulino, sugirió al gobierno que congele los precios de los productos de la canasta básica. Según esa entidad ese propósito se lograría la con una alianza o pacto entre los proveedores y la administración del Estado, de tal manera que todos ganen y no haya exclusión en el suministro de productos alimenticios el pollo y los huevos. “Solo se escucha el griterío de las amas de casas y consumidores en general a la hora de pagar en los supermercados, y ni se diga de los colmados”, señala Altagracia Paulina, presidenta de la entidad.

Las muertes por coronavirus han aumentado en el último mes y no bajan de 2 dígitos.

Vacuna y vacunación

La llegada de la vacuna al país también presiona al presidente Abinader, pues él mismo anunció que el medicamento llegaría al final del mes de enero y hasta el pasado viernes no había llegado. La Organización Panamericana de la Salud informó que este mes llegarían unas 542 mil 400 dosis de la farmacéutica AstraZeneca. El meollo del tema de la vacuna es que no se trata solo de tener acceso a las dosis, sino del a logística de aplicación, distribución y conservación de un medicamento que requiere condiciones extremas de frío para guardarlo.

El Gobierno hasta ahora no ha anunciado como implementará la inyección mientras la presión para que socialice el plan empieza a llegar desde sectores políticos, como el expresidente Leonel Fernández , quien emplazó alGobierno a informarlo porque no “puede ser secreto o clandestino”. De hecho, esa organización presentó un plan de cómo podría desarrollarse la vacunación.

También se inscribió entre quienes piden una campaña de educación e información sobre el tema, monseñor de Jesús Castro Marte, quien instó al Gobierno a hacer una campaña sobre el tema para orientar a la población.

“Se escucha muchas cosas, pero no se ve nada concreto”, criticó el religioso.

El proceso incluye complejidades que involucra incluso a los extranjeros ilegales en el país y el presidente advirtió que no serán incluidos en la vacunación. Pero ese anuncio del gobernante lo enfrentó el obispo metropolitano de Santo Domingo, Monseñor Francisco Ozoria, quien criticó la actitud del Gobierno de excluir a los ilegales.

“Eso es discriminación, estoy totalmente en desacuerdo. La persona vale por lo que es, no por si es extranjero, ni para medicina, ni para vacuna”, apuntó el religioso.

Quejas
Las quejas de los consumidores no cesan por el alza de los productos alimenticios y otras áreas como artículos ferreteros

Expectativas
El gobierno ha dicho que “en los próximos días” anunciará el plan de vacunación, pero no ha dicho fecha exacta

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir