PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

De forma similar a lo que sucedió en el resto del mundo, en 2021 las entradas de inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe se recuperaron después de la fuerte caída registrada el año anterior.

Así lo indica un informe presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El organismo regional indica que se recibieron en total 142,794 millones de dólares, cifra un 40.7% superior a la de 2020. Sin embargo, contrariamente a lo que ocurrió a nivel mundial, este crecimiento no fue suficiente para alcanzar los niveles de inversiones previos a la pandemia.

La reactivación de las inversiones en 2021 se produjo en todas las subregiones. Los países que recibieron más inversiones fueron Brasil (33% del total), México (23%), Chile (11%), Colombia (7%), Perú (5%) y Argentina (5%). Los elevados crecimientos de IED en Chile (66%) y Perú (919%) en América del Sur y de Guatemala (273%) y Panamá (163%) en Centroamérica explican la mayor parte de la variación interanual.

No alcanzaron los niveles previos a la pandemia

En el Brasil y Colombia la recuperación no fue suficiente para alcanzar los niveles previos a la pandemia.

México fue uno de los países donde las entradas de IED se vieron menos afectadas en 2020 y, con el crecimiento del 6% registrado en 2021, su participación en la variación fue pequeña.

En Centroamérica, Costa Rica se colocó como el principal receptor de la subregión por segundo año consecutivo; en Guatemala, una adquisición de gran magnitud en el sector de las telecomunicaciones explicó el considerable aumento, y Panamá logró recuperarse después del fuerte golpe que recibieron las inversiones en 2020.

En el Caribe, Guyana fue el país que presentó mayor crecimiento en monto, al superar a República Dominicana, que en años anteriores había liderado la recepción de inversiones en la subregión. Los servicios fueron el segundo sector que mostró un mayor crecimiento (39%) y este aumento se observó en casi todos los países analizados.

Mirada manufacturera

En el sector de las manufacturas, la caída de las entradas de IED en 2021 (-14%) se explica por la diminución de inversiones en manufactura en el Brasil. Allí, en la mayoría de las actividades manufactureras se recibió menos IED que en 2020, con algunas excepciones como el sector de alimentos y bebidas y la industria automotriz.

En México, pese a que las entradas fueron 7% superiores a las de 2020, no se alcanzaron los niveles promedio de la década de 2010.

Una muestra de lo difícil que es reposicionarse

La Cepal dice que el peso de las entradas de IED en el PIB alcanzó 2.9%, cifra que aún está por debajo de lo observado durante la década de 2010 (3.5%).

Considerando que las entradas de IED ya presentaban una tendencia decreciente desde 2014, esta débil recuperación muestra lo difícil que está siendo para la región en su conjunto reposicionarse como un destino atractivo para el establecimiento de nuevas operaciones de empresas transnacionales.

Posted in Dinero
agency orquidea

Más contenido por Martín Polanco