Instituto Duartiano convoca vigilia en NY por intento traslado estatua de Duarte

Foto 2 - José Joaquín Pérez Saviñón y Wilson Gómez Ramírez, presidente y vicepresidente.
Foto 2 - José Joaquín Pérez Saviñón y Wilson Gómez Ramírez, presidente y vicepresidente. (Fuente externa)
El Instituto Duartiano de Nueva York convocó para el próximo domingo una gran vigilia en el área del parque donde está erigida la estatua del patricio Juan Pablo Duarte, para contrarrestar las pretensiones  de sectores definidos por los organizadores como “perversos, que medran al abrigo de las convulsiones sociales desatadas en los Estados Unidos en la actualidad, de pescar en río revuelto, arrastrando a las comunidades dominicana y haitiana a una rebatiña absurda e injustificada”.
Bienvenido Lara Flores y Juan L. Jiménez, presidente y secretario general de la filial del Instituto Duartiano en esa urbe, informaron que la vigilia tendrá efecto en la calle Canal con Sexta Avenida, en el Bajo Manhattan, el próximo domingo 27, en el horario de 2 a 5 de la tarde.
Al invitar a congresistas, concejales, líderes comunitarios, intelectuales, activistas culturales, estudiantes y el público en general manifestaron que “se debe de decir NO!, a los intentos nefastos y confusionistas, que mancillan el recuerdo inmaculado del Padre de la nacionalidad dominicana”.
Expresaron que ante los reclamos populares que demandan la eliminación de las estatuas y monumentos de aquellos personajes históricos que asumieron actitudes de tipo racista y segregacionista que avergüenzan a la humanidad sensata, se pretende incluir en el nefasto listado al más destacado prócer y Padre de la Nación dominicana: Juan Pablo Duarte.
Indicaron que el rumor ha sido puesto a correr, por parte de uno de los rotativos establecidos en Nueva York, a pesar de que ningún funcionario autorizado ha confirmado la especie.
Manifestaron que, al margen de la certeza o falsedad de los supuestos intentos de eliminación o traslado de la estatua del patricio que se encuentra enclavada en la intersección de la calle Canal y Sexta avenida, en el bajo Manhattan, el Instituto Duartiano quiere dejar sentado que Juan Pablo Duarte fue un humanista a carta cabal, educado al tenor de los aires libertarios y la vigencia de los derechos humanos, heredados de la Revolución Francesa de 1789 y los fueros y libertades de Barcelona.
Lara Flores y  Jiménez indicaron que,  por tanto, el patricio dominicano nunca albergó en su pecho sentimientos racistas ni discriminatorios, por razones de raza, religión o condición social.
“A lo que sí dedicó el Patricio cada segundo de su agitada vida fue a la lucha frontal por la independencia del pueblo dominicano. Primero, para liberarnos del pueblo haitiano, que dominó nuestro territorio por espacio de 22 años y luego de la Anexión a España, gestionada por Pedro Santana”, expusieron.
Añadieron que, de igual manera, “se mantuvo vigilante de diversas tentativas, perpetradas por malos dominicanos, traidores del sentir popular, que buscaban la venta, cesión o entrega de porciones del territorio nacional, ora a Francia, otras veces a Inglaterra y en más de una ocasión a los Estados Unidos”.
Por ende, debemos dejar bien claro, que el hecho de luchar denodadamente por la obtención de la Independencia de la Republica Dominicana, ocupada primero por Haití y luego por España, de ninguna manera puede verse como una posición anti Haitiana ni anti Española, y mucho menos racista, xenófoba o segregacionista.
Señalaron que el pueblo dominicano luchó por la obtención de su soberanía, como lo hicieron en su momento todos los territorios del continente americano y otros lugares del mundo que hoy ostentan una bandera, un himno y una constitución.
Los directivos del Instituto Duartiano de Nueva York expresaron que Duarte simboliza la parte más sana y genuina de las luchas libertarias, y que esa entidad no va a permitir que se mancille la estatua en la que se le rinde tributo de veneración.
Tampoco que se confunda a la comunidad neoyorquina y del mundo con infundios y posiciones perversas, que antes que hacer un bien a la lucha por el respeto de las libertades y los derechos humanos en esta nación que los alberga, lo que hace es dividirlos, como comunidad dominicana, como hispanos y como inmigrantes en sentido general.
Formularon un llamado ferviente a toda la comunidad dominicana y público en general a mantenerse atentos a la evolución y giros que pueda tomar esta situación en los días venideros.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.