PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Jartum, 4 dic (EFE).- Las autoridades de Sudán transfirieron hoy al expresidente del país, Omar al Bashir, de la cárcel en la que permanece desde 2019 a un hospital para hacer un seguimiento del estado salud del exmandatario, que regresó a su celda de aislamiento en noviembre tras pasar nueve meses en una instalación médica.

Uno de los abogados de Al Bashir, Hashim Abu Bakr, dijo a EFE que su cliente fue transferido a un hospital militar por decisión de un tribunal, que dictaminó la semana pasada el traslado, pero no fue implementada por las autoridades penitenciarias hasta este domingo.

Al Bashir, derrocado en la llamada revolución sudanesa de 2019, permanece desde entonces encarcelado en la prisión de Kober tras ser declarado culpable de enriquecimiento ilícito, entre otros cargos, mientras que está en marcha su juicio por el golpe de Estado que perpetró en 1989 y que le dio acceso al poder durante tres décadas.

Según el letrado, el exmandatario sufre un «trastorno en la presión arterial, hinchazón en los pies, fatiga y necesita un seguimiento médico continuo», por lo que considera «peligroso» que su cliente, de 78 años, permanezca en su celda de aislamiento.

La decisión del tribunal también se aplicó para el exministro de Defensa Abdelrahim Hussein, mano derecha de Al Bashir, y también condenado desde las protestas populares de hace tres años.

Al Bashir y otros miembros de su cúpula ya ingresaron en el hospital hace nueve meses para un seguimiento médico, pero fueron devueltos a la cárcel de Kober el pasado 10 de noviembre por una decisión de las «autoridades superiores del Estado», según el abogado, que no ofreció más detalles.

El expresidente y 27 de sus oficiales, entre ministros y militares, comparecen desde julio de 2020 ante un tribunal especial y se enfrentan a cargos como «socavar el sistema constitucional por participar en el golpe de Estado de 1989», algo que podría conllevar la pena de muerte. EFE

Posted in Internacionales
agency orquidea

Más contenido por EFE