Trump acusa a su exabogado personal de “inventar mentiras”

Washington. El presidente Donald Trump, furioso por un acuerdo que su exabogado personal Michael Cohen alcanzó con los fiscales, dijo que sería mejor si “voltearse” fuera ilegal porque la gente “simplemente inventa mentiras”.

En una entrevista televisada el jueves, el mandatario estadounidense minimizó su relación con Cohen, quien asegura que el actual mandatario le dio instrucciones para pagar el silencio de dos mujeres que acusan a Trump de tener relaciones íntimas con él. El presidente argumentó que Cohen solo era para él un abogado a tiempo parcial y lo acusó de inventar historias para reducir su exposición legal. Dijo que Cohen tenía muchos otros clientes.

“Sé todo sobre voltearse”, dijo Trump en el programa “Fox and Friends”, que grabó la entrevista con él en la Casa Blanca el miércoles. “Durante 30, 40 años he visto a los que se voltean. Todo es maravilloso y luego les dan 10 años de cárcel y se van contra cualquiera que esté inmediatamente arriba o tan alto como puedan”.

Sus declaraciones se conocen mientras su Casa Blanca trata de manejar el golpe que representó el acuerdo de Cohen y la sentencia del exdirector de campaña de Trump, Paul Manafort, por cargos financieros. El presidente indicó que los problemas legales de Cohen surgieron de sus otros negocios, que incluyen el involucramiento con la industria de taxis en la ciudad de Nueva York.

Entonces, realizó un sorprendente ataque contra los sospechosos que entregan pruebas y actúan como testigos de la fiscalía, un elemento básico del sistema judicial penal. “Se le llama cambiar de lado y casi debería ser ilegal”, dijo Trump. “Siendo justos con él, la mayoría de la gente va a hacer eso”.

En la madrugada del jueves, Trump tuiteó: “¡NO COLUSIÓN - CAZA DE BRUJAS MANIPULADA!”, una referencia a la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Cohen se declaró culpable el martes de ocho cargos, entre ellos violaciones de las leyes de financiamiento de campañas que, dijo, realizó en coordinación con el mandatario. A puerta cerrada, Trump expresó preocupación y frustración porque el hombre familiarizado con sus acuerdos políticos, personales y comerciales durante más de una década se haya puesto en su contra.

Sin embargo, la Casa Blanca no mostró una estrategia clara para lidiar con las repercusiones. En una rueda de prensa, la vocera Sarah Huckabee Sanders insistió en al menos siete ocasiones en que Trump no había hecho nada malo y que no era objeto de acusaciones criminales.

Asegura que los “mercados se hundirían”

Trump también aseguró que si se le abre un juicio político los mercados “se hundirían” y el crecimiento económico se frenaría. “Si soy censurado, los mercados (financieros) se hundirían. Creo que todo el mundo sería más pobre”, afirmó. Insistió en la buena salud de la economía en EEUU, cuyo crecimiento en el segundo trimestre del año fue de una tasa anualizada del 4.1%, algo que atribuyó a sus políticas de desregulación y recorte de impuestos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.