Interrogatorios a 21 exfuncionarios han quedado “en nada”

Los investigados han tenido que responder a las preguntas de los fiscales durante muchas horas.
Desde hace más de un año, la Procuraduría realiza varias pesquisas sobre corrupción y otras irregularidades

En las oficinas de los procuradores adjuntos Wilson Camacho y Yeni Bereice Reynoso han sido interrogados decenas de exfuncionarios y uno que otro del actual gobierno. Muchos han sido sometidos a la justicia por supuestamente cometer actos de corrupción, pero las interrogantes hechas a otros 21 (uno de ellos funcionario actual) solo han quedado, al parecer, en los archivos.

Desde que en agosto del pasado 2020, la exjueza Miriam Germán Brito fue designada como procuradora general de la República, se iniciaron una serie de investigaciones sobre corrupción administrativa que involucran a funcionarios y exfuncionarios de distintos niveles.

Estos interrogados por alegadas irregularidades, y que no se ha sabido qué ha pasado con sus investigaciones, son los exfuncionarios Donald Guerrero, Simón Lizardo, Iris Guaba, Yocasta Guzmán, Carlos Amarante Baret, Diandino Peña, Temístocles Montás, Berlinesa Franco, Kimberly Taveras y Robert de la Cruz.

También, el diputado nacional Radhamés Camacho, el senador Félix Bautista, la exdiputada Lucía Medina, el actual alcalde del municipio de Pedro Brand, Wilson Paniagua, y el suspendido director del Instituto Postal Dominicano (Inposdom), Adán Peguero.

Y, además, los pasados miembros del Pleno de la Cámara de Cuentas Hugo Álvarez Pérez, Pedro Ortiz Hernández, Carlos Noé Tejada Díaz, Margarita Melenciano Corporán y Félix Álvarez, así como Henry Bautista Santana, exdirector de Auditoría de esa institución.

“Los casos que estamos investigando son varios, por eso estamos citando a varias personas, y en el futuro esperamos sacar también estos procesos y llevarlos a los tribunales”, expresó hace casi un año Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca).

Uno de los casos que pasó a más que interrogatorios, pero que todavía no ha llegado a los tribunales, es la investigación contra los pasados miembros de la Cámara de Cuentas, la cual fue allanada hace nueve meses por Camacho y otros fiscales anticorrupción durante la denominada Operación Caracol.

El más sonoro

“Estamos aquí porque en la República Dominicana la Cámara de Cuentas ha sido parte del problema y no de la solución; ha sido cómplice de la corrupción y no defensora del erario”, dijo Camacho el día del allanamiento a la Cámara de Cuentas, en el cual, explicó, se encontraron miles de documentos y evidencias de maquillaje a auditorías para favorecer a instituciones y sus directivos.

Álvarez Pérez, Ortiz Hernández, Tejada Díaz, Melenciano Corporán, Álvarez y Bautista Santana, pasados miembros del órgano fiscalizador de los recursos públicos, fueron interrogados más de una vez tras abrirse una investigación en su contra en diciembre pasado bajo sospecha de obstrucción de la justicia, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, asociación de malhechores, complicidad en los tipos penales de desfalco, estafa contra el Estado y lavado de activos provenientes de actos de corrupción.

Para hacer un recuento cronológico, la primera de los interrogados fue Berlinesa Franco, exdirectora del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (Inaipi), cargo que ocupó en la presidencia de Danilo Medina. La entrevista fue realizada hace un año y tres meses por la fiscal Distrito Nacional, Rosalba Ramos, junto a tres fiscales de la Pecpa, a solo cinco días de que Miriam Germán Brito asumiera el cargo como procuradora general de la República.

Franco fue cuestionada por supuestos actos de corrupción cometidos en la institución en mayo del 2020 durante el estado de emergencia. Días después de que este interrogatorio se realizara, este caso y otros de corrupción le fueron quitados a Ramos y la Procuraduría los asumió debido a que fueron remitidos a esa instancia “de manera segmentada y sin criterio definido”.

El 8 de octubre del 2020, el dirigente político Temístocles Montás, en ese entonces en calidad de presidente interino del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), fue interrogado para que diera su versión sobre unas supuestas trabas que puso el partido morado cuando se pretendía hacer una auditoría a los fondos públicos que recibió a través de la Junta Central Electoral (JCE) en los años 2012 y 2016.

Montás, exministro de Industria, Comercio y Mipymes, fue interrogado otra vez el 4 de diciembre, pero por los archivos definitivos en el caso por los sobornos de Odebrecht, emitido a su favor y otros más, durante la gestión del exprocurador general de la República, Jean Alain Rodríguez.

Para la tarde del 16 de octubre del 2020 habían comparecido a la Pepca, el diputado nacional por el PLD, Radhamés Camacho; el alcalde del municipio de Pedro Brand, Wilson Paniagua; y el asistente del expresidente Medina, Robert de la Cruz. En esa ocasión se informó que fueron citados para ser interrogados en torno a las declaraciones juradas de bienes que presentaron.

Cinco días después, el 21 de octubre, fue interpelada la expresidenta de la Cámara de Diputados, Lucía Medina, hermana del expresidente, y también se dijo que era por la declaración jurada de bienes.

Al día siguiente, fue citado por el mismo tema el senador de San Juan, Félix Bautista, expeledeísta y ahora dirigente del partido Fuerza del Pueblo.

Los demás casos

Dos días pasaron y el 23 de octubre del 2020, fue interpelada Kimberly Taveras, en ese entonces, ministra de la Juventud del actual gobierno de Luis Abinader, por su declaración jurada de bienes y otras irregularidades. En su caso, (cuyo proceso le costó su cargo) fueron citados, en fechas distintas, su actual pareja, su hermana y su exesposo.

Mientras que Yokasta Guzmán, pasada directora de Compras y Contrataciones Públicas, e Iris Guaba, exdirectora del Plan de Asistencia Social de la Presidencia, fueron interrogadas por primera vez la tarde del 3 de diciembre. La primera fue citada para responder sobre irregularidades en procesos de compras y Guaba dijo que se presentó ante la Pepca por su declaración jurada de bienes, aunque se depositó en su contra una denuncia relativa a la sustracción de discos duros en la entidad.

En diciembre se iniciaron los interrogatorios a los miembros de la Cámara de Cuentas. Posteriormente, en febrero del 2021 fue llamado a comparecer Donald Guerrero, exministro de Hacienda, por supuestos actos de corrupción y estafa al Estado. Por este mismo caso también fue interrogado en esos días Simón Lizardo, exadministrador del BanReservas.

La Pepca: “Yo les ruego que tengan paciencia”

A principios de marzo pasado, a la oficina de la Pepca tuvo que presentarse Diandino Peña, exdirector de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret). Por las mismas pasó, en el referido mes, Carlos Amarante Baret, exministro de Educación, investigado por supuestas irregularidades durante su gestión en el pasado gobierno de Danilo Medina. Que se sepa, no hubo más interrogatorios de personas que no han sido sometidas a la justicia hasta que en este noviembre recién concluido, la Pepca interpeló al suspendido director del Instituto Postal Dominicano, Adán Peguero, por presuntas anomalías cometidas en su cargo. “Yo les ruego que tengan paciencia y sigan esperando las acciones que va a desarrollar el Ministerio Público bajo la dirección de Miriam Germán Brito”, dijo Camacho hace unos cuantos meses.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.