El PRM se moviliza un año después de su victoria electoral

Después de ser presidente, Abinader ha sostenido solo un encuentro con la Comisión Política y no ha ido a reuniones de la cúpula.
Las autoridades de la organización desarrollan una serie de encuentros y Guido Gómez tiene un ciclo de conferencias

Un año después de su victoria electoral, el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM) se ha activado en todo el país, primero con una serie de encuentros de sus autoridades que iniciaron el pasado mes de julio y este mes tiene en agenda 36 conferencias simultáneas en todo el país sobre formación política.

Mientras se da esa estrategia de contacto y movilización del PRM, se oyen algunas voces internas disidentes como la de Ramón Alburquerque; de dirigentes que quieren sacar la cabeza como Guido Gómez Mazara que desarrolla una serie de conferencias denominadas “partido, gobierno y sociedad”. También sigue el disgusto de miembros del partido que no han sido nombrados en el gobierno.

El PRM también ha enfrentado disgustos internos por la decisión de ratificar a Eduardo Estrella en la presidencia del Senado, un cargo que muchos perremeístas como la senadora de Puerto Plata, Ginette Bournigal, reclaman para uno de su partido, ya que Estrella es de una organización aliada. Otros dirigentes que afirman que el puesto lo debe ocupar uno de su partido son Eddy Olivares y Alburquerque.

En el caso de Olivares, ha enfrentado el discurso y la línea del presidente Luis Abinader de excluir a los militantes de los partidos para ocupar ciertos órganos como la Junta Central Electoral (JCE), a la que aspiró a presidir y fue descartado por su propio partido.
El pasado 5 de julio, el PRM cumplió un año de la victoria electoral y le faltan siete meses para la elección de nuevas autoridades, un proceso que tendrá que realizar a más tardar en marzo del próximo año. Ese evento no puede posponerse porque la Ley de Partidos Políticos lo prohíbe y obliga a las organizaciones a renovarse en un período de cuatro años.

El pasado jueves, el presidente del PRM y ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, sostuvo un encuentro con dirigentes de San Francisco de Macorís, y su discurso estuvo enfocado en la necesidad de fortalecer el gobierno del presidente Luis Abinader, la organización y demostrarle al país que son diferentes.

“El nuevo rol de nuestra organización consiste en ser punto de encuentro entre el gobierno y la gente. Hay que demostrar que somos distintos a quienes se resisten al cambio”, se lee en un comunicado del PRM sobre la actividad de Paliza.

El pasado 28 de junio, la Comisión Política del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y el bloque de senadores participaron de un taller que encabezó el presidente Luis Abinader, para pasar revista a las ejecutorias del gobierno y los planes futuros.

Ese encuentro se realizó a puertas cerradas en uno de los salones de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y estuvo la vicepresidenta de la República, Raquel Peña.

Antes, el 9 de abril, el presidente Abinader encabezó un encuentro de la Comisión Política, un evento en el que pidió apoyo a su partido para que su gestión de gobierno transforme el país.

En ese escenario, el mandatario dijo que es necesario restablecer en todo el territorio nacional las escuelas de formación política y gestión pública para cumplir un programa orientado a elevar las capacidades de los cuadros políticos y los servidores públicos.

Las conferencias de Guido

Gómez Mazara inició el ciclo de conferencias a mediados de julio y según ha informado las hará en las 32 provincias del país con el objetivo de explicar de “forma llana y sencilla” a los ciudadanos qué está pasando actualmente en la sociedad y, cómo se maneja el Gobierno y el rol que deben tener el partido y sus integrantes.
Las actividades del dirigente del PRM se realizan en los locales de la organización, según ha informado el propio Gómez Mazara cuando da cuenta de los encuentros, pero su agenda no ha sido comunicada como una decisión oficial del PRM como sí ha ocurrido con los encuentros que realiza Paliza, las conferencias simultáneas y otros eventos.

Gómez Mazara militó en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) cuando se fundó el PRM y en la pasada campaña electoral dio su apoyo al presidente Abinader y se juramentó en las filas del hoy partido de gobierno.

Los ruidos de Hipólito

El PRM tiene que lidiar con situaciones diversas a lo interno de la organización. Uno de los dirigentes que más ruido genera cuando emite opiniones es el expresidente Hipólito Mejía. El último fue su crítica al ministro de Turismo, David Collado y al canciller, Roberto Álvarez, de este último dijo que no “me gusta, pero el que nombra es Luis”. Luego de esos comentarios el presidente Abinader desayunó con el expresidente en su casa de la Julia, en el Distrito Nacional.

Antes de eso, el presidente Mejía, que se declara como libre pensador, dijo que no está de acuerdo con el anuncio que hizo el gobernante el pasado 27 de febrero de construir una verja perimetral doble en la frontera con Haití. Igualmente, ha dicho que no está de acuerdo con los sometimientos judiciales que afectan cercanos colaboradores del expresidente, Danilo Medina, de quien Mejía es amigo.

Críticas de Alburquerque

Ramón Alburquerque, miembro de la Dirección Ejecutiva del PRM, se ha convertido en el principal crítico del gobierno y lo hace cada vez que pueda en sus redes sociales y diversos medios de comunicación. Un vistazo por la cuenta de Twitter del dirigente da una idea de que es más duro contra el gobierno de su partido, incluso que la oposición política.

“Los dirigentes y bases del PRM que hicieron posible el triunfo el 5 de julio, no buscan conflictos y apoyan orgullosos su gobierno, solo exigen ser los que gobiernen su país, en lugar de los que perdieron las elecciones por corruptos saqueadores del Estado”, escribió.

Recientemente, el dirigente político dijo que sus críticas no obedecen a que no fue designado por el presidente Abinader en el cargo que aspiraba o que le fue prometido en la campaña electoral. Sin embargo, Alburquerque rechazó públicamente su designación en un tuit público el 25 de agosto del 2020. “A los amigos que nos felicitan por la designación en la «presidencia ejecutiva» de la EGEHID pero sin funciones, agradezco sus palabras, les indico que nunca acepté ya que no fue lo acordado”.

Reto de la renovación de un partido en el gobierno

Las organizaciones políticas que gobiernan suelen paralizarse porque el “gobierno se traga el partido”. El ejemplo es el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que durante sus 16 años seguidos de gobierno no hizo renovación de sus autoridades y se limitó a extender el período de las que estaban, un tema que generó críticas a lo interno de ese partido. Una de las razones que siempre se dice generan esa situación es que la mayoría de los dirigentes de los partidos ocupan cargos en la Administración pública y que eso dificulta las labores partidarias. El PRM tiene ese reto porque la mayoría de los miembros de la Dirección Ejecutiva están en el gobierno. Igualmente, tendrá que renovar sus autoridades a más tardar en marzo del 2022 y habría que ver si opta por mantener la misma directiva o si habrá cambios. Igualmente, tendrá que elegir nuevos miembros de la Dirección Ejecutiva a la que muchos aspiran.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.