PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Panorama internacional ha cambiado desde Europa, EE.UU, hasta Haití, algo que no estaba en agenda

“El orden liberal internacional creado a raíz de la Segunda Guerra Mundial se viene transformando por diversos factores, entre los cuales resaltan la redistribución del peso relativo del poder económico y político global, con la proyección de nuevas potencias, como la República Popular China y la República de la India; la crisis financiera de 2008-09; las masivas olas migratorias; los efectos de la globalización y el cambio climático; y el conflicto político-comercial entre Estados Unidos y China, que está generando una recomposición en las cadenas globales de producción”.

Con ese marco teórico general el entonces candidato presidencial Luis Abinader y su organización, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) presentaron el programa de gobierno para la política exterior, un panorama muy distinto al que le ha tocado en la práctica. El cuadro que ha manejado ha sido el de un mundo en incertidumbre, primero por el impacto de la pandemia de la covid-19 y luego por el conflicto en Europa del Este por la invasión de Rusia en Ucrania, ambos fenómenos con gran impacto económico negativo.

El último ingrediente al complicado panorama global lo aportó la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a Taiwán, Nancy Pelosi, que según un análisis del periódico El País, la acción podría impactar la cadena de suministro global que impactaría al sensible mercado tecnológico a nivel global.

Incluso, en Estados Unidos, el Partido Republicano perdió la elección en el 2020, cuando el presidente Donald Trump fue derrotado en un intento de reelección. Con ese partido, el PRM y Abinader habían construido buenas relaciones al punto que Rudy Giuliani, uno de los funcionarios más importantes de la gestión de Trump, fue asesor de Abinader para la seguridad en 2016.

Los cambios incluso han llegado a otros países de América Latina como Venezuela, nación a la que el gobierno de Joe Biden le bajó varios puntos a la hostilidad que había mantenido la potencia del norte con el gobierno de Nicolás Maduro, luego de la invasión rusa en Ucrania.

Para tener una idea del impacto en la economía del complicado panorama internacional, la inflación se ha disparado a nivel mundial y en el caso de la República Dominicana, de junio del 2021 a junio del 2022 fue de 9.8%, según las cifras del Banco Central.

En el país, de marzo de este año hasta el pasado viernes, el gobierno había destinado 27 mil 330 millones de pesos para evitar más alzas en los precios de las gasolinas. Es un impacto directo en la economía local del aumento de los precios del petróleo para este año calculado a 67 dólares el barril y en mayo llegó a los 120 dólares.

En las últimas semanas ha registrado bajas y ayer se situaba en 88 dólares y ha tenido que dedicar subsidio también a otros sectores de la economía para mitigar el impacto del alza de materias primas como el trigo y la soja.

En cuanto a las relaciones con Haití, esta fue la propuesta del entonces partido opositor: “El PRM está consciente de que el éxito de la relación con Haití depende de la presencia activa, consistente y perseverante de ambos Estados. En consecuencia, el Gobierno del Cambio intensificará la relación con Haití”.

La realidad es que el Haití que le ha tocado al gobierno de Abinader no tiene Estado funcional, en absoluto vacío de poder tras el asesinato del presidente Jovenel Moise, en julio del 2021.

Al día de hoy bajo el control de las pandillas y unos niveles de violencia que cada día generan más asombro por la crueldad con la que ejecuta, como lo ocurrido recientemente con un exsenador que fue quemado vivo, según los reportes de prensa. El panorama es tan desolador que el pasado lunes la Organización de Estados Americanos (OEA) llamó la atención de la comunidad internacional por los escasos aportes para resolver la crisis de la vecina nación.

La situación de Haití, ha obligado al presidente Luis Abinader a variar los planes de política migratoria y el paso más sólido en ese sentido fue la decisión de iniciar la construcción del muro fronterizo y una rígida política de repatriación de ilegales.

Asesinato de Moise hundió más a Haití.

Iniciativas que impulsan imagen del gobierno

El gobierno del presidente Abinader ha tenido iniciativas que mejoran la imagen internacional de la República Dominicana como la alianza para el Desarrollo en Democracia que impulsa junto a Panamá y Costa Rica. Esa iniciativa ha encontrado un gran apoyo en el gobierno de Estados Unidos y busca sumar otros países como Colombia. Ese escenario ha servido para dar una respuesta conjunta a la crisis haitiana porque no es un problema solo de la República Dominicana, sino que afecta otros países de la región. Los temas que los tres países han acordado empujar en conjunto son el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la libertad de expresión, la promoción del crecimiento económico inclusivo, la conservación del medio ambiente y la migración irregular.

Llamado
La violencia en Haití y la decidia de la comunidad internacional ha llevado a la RD a exigir apoyo para esa nación.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal