PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La propuesta del Poder Ejecutivo para modificar la Constitución, que plasmó en un anteproyecto y entregó al Consejo Económico y Social (CES) para su discusión, ha generado rechazo de personalidades del sector judicial, político y social.

Para Jottin Cury, exjuez del Tribunal Constitucional, hay puntos que plantea el Gobierno que, aunque sean válidos, no ameritan que se modifique la Carta Magna, sino más bien que se crean leyes adjetivas para tales fines.

A su consideración, estar constantemente “poniéndole la mano” a la Constitución en tan corto tiempo no es saludable, oportuno ni conveniente, ya que “uno sabe cómo comienza (la reforma), pero después no sabe cómo termina”.

“Sencillamente, modificar el Consejo Nacional de la Magistratura para que el procurador no sea parte, eso no es para modificar la Constitución, eso no son puntos básicos, importantes, para abocarnos a una reforma de la Carta Sustantiva”, expresó al ser consultado por elCaribe.

Modificación del 2010 es suficiente

Cury cree que la última modificación integral a la Constitución, realizada en el 2010, es suficiente. Puso como ejemplo, que la Constitución española del 78 no ha sido modificada hasta el día de hoy y la de los Estados Unidos, que explicó, es deficiente y mal redactada, solo se la han incorporado enmiendas cada cierto tiempo.

Sobre el tema en específico de prohibir a una persona ser juez de las altas cortes o miembros de de los órganos constitucionales autónomos si, durante los cinco años previos a su designación, está activo como militante en una organización política e hizo proselitismo, a Cury le parece correcto, sin embargo, reiteró que para esto no se debe tocar la Carta Magna sino crear una ley que establezca esta disposición.

El exjuez del Tribunal Constitucional considera que los militantes políticos no deben estar en ningún tribunal porque normalmente piensan y actúan como políticos y anteponen muchas veces intereses de su organización a los preceptos que dispone la ley.

“El juez debe, por encima de todo, aplicar la ley, pero cuando son políticos siempre buscan soluciones alternativas para acomodarla al grupo que pertenece, entonces lo ideal es que no sean (los jueces) militantes políticos”, manifestó.

¿Qué dice el PLD?

De su lado, el titular de la Secretaría de Asuntos Jurídicos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), José Dantés, afirmó que si se prohíbe a los militantes de los partidos políticos aspirar a los órganos del Estado como las altas cortes y entidades como la Cámara de Cuentas y la Junta Central Electoral (JCE), también debería prohibirse para activistas sociales que apoyan proyectos políticos.

“Es importante que quede claro que el PLD se encuentra estudiando esta y las demás propuestas de la planteada reforma constitucional y, en el marco del diálogo en el Consejo Económico y Social, haremos saber nuestros puntos de vista junto a los demás actores”, apuntó.

Sobre la modificación a la Carta Magna, Abel Martínez, aspirante a la nominación presidencial del PLD, calificó de falta respeto al país las propuestas del Poder Ejecutivo y dijo que la misma es “una bola de humo, que tiene por objetivo dejar de lado los problemas nacionales”.

Dijo que lo se pretende es pasar por debajo de la mesa bajar el 50+1, establecido en la Constitución para ganar las elecciones presidenciales en primera vuelta.

Dicen no es momento de hablar de reforma

De este tema, que ha dado mucho de qué hablar, también se refirió el vocero del bloque de diputados de la Fuerza del Pueblo (FP), Rubén Maldonado, quien aseguró que rechazan cualquier intento de modificación a la Constitución. Manifestó que la Fuerza del Pueblo está vigilante ante cualquier intento del gobierno, que encabeza el presidente Luis Abinader, de reformar la Carta Sustantiva. “Nuestra Constitución es un referente en Latinoamérica como una de las más garantista de derechos y moderna, a esta aún le falta tiempo para que pueda cumplir su rol histórico en el país”, expresó, Maldonado.

Para el presidente de la Fundación de Militares Constitucionalistas del 24 de Abril de 1965, Andrés Fortunato, no es el momento apropiado para que el Poder Ejecutivo proponga al país una reforma a la Carta Magna. Fortunato está convencido de que Abinader tiene varios retos por enfrentar, lo que no permite el escenario indicado para hablar del controversial tema. Consideró, además, que antes de hablar de reforma, el Ejecutivo primero debe “organizar la casa”, armonizar el partido, así como crear las condiciones claras de los objetivos ministeriales y los diferentes sectores del gobierno.

Posted in Destacado, País
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal