PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Fotografía Danny
Fotografía Danny
ESCUCHA ESTA NOTICIA

Los representantes de la empresa Aurum Gavia, Moises Tschanen y Shlomi Pilo, detallaron  como fue su relación con Fausto Miguel de Jesús Cruz, confeso asesino del Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera.

En una entrevista con la periodista Alicia Ortega los extranjeros explicaron que después de que se le negó el permiso, un allegado, que no identificaron, les recomendó a Fausto Miguel para logar el objetivo.

De acuerdo con Shlomi Pilo, al conocerlo este aladeaba de su amistad con el ministro de Medio Ambiente y se presentó como un empresario exitoso.  

“Dijo que eran amigo desde hace años, nos aseguró, nos mostró fotos en su teléfono con el ministro y nos dijo que podía conseguir el permiso, pero que debíamos presentarle el proyecto al mismo ministro y dijimos que no había problema”, explicó Pilo.

Según detallan, la cita fue pautada para el día 2 de junio de 2021, a las 11:30 de mañana, donde participaron los señores Jorge Mera, Fausto Miguel, Moise y Shlomi.

Fausto Miguel les propuso a los empresarios ser socio de ellos, invertir dinero en la compañía y ayudarlos con premisos y licencias para operar en el país.

Algo que sorprendió a los empresarios fueron los privilegios que Cruz de la Mota tenía en las instalaciones del Ministerio, ya que cuando llegaron a la institución no había espacio para parquearse e inmediatamente Miguel habló con la seguridad del lugar y todo cambió.

Los representantes de la compañía compraron un terreno en Manoguayabo para operar este permiso, pero en el 2021 el mismo le fue negado y lo habían vuelto a reintroducir.

Luego aseguran que Fausto Miguel de Jesús Cruz pidió un adelanto de 20 mil dólares a la empresa Aurum Gavia S.A., para gestionarle un permiso para exportar cinco mil toneladas de baterías usadas.

El confeso asesino del ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, chantajeaba a los representantes de esta empresa haciéndole entender que  solo podrían conseguir dicho permiso si él era el mediador.

“Le dije ok, mira, primero no me interesa estar como socio, pero tú pones capitales reales y tu llega con la licencia, puedo hacer negocio”, sostuvo.

Pero entre septiembre y febrero de este año, aseguran que Cruz de la Mota despareció sin responder llamadas. Ante la situación en ese intervalo de tiempo, dicen que decidieron volver a realizar los trámites, con técnicos recomendados por el propio Ministerio de Medio Ambiente.

Posted in PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Redacción