PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Los valores intangibles, como la ética, la anticorrupción y cero impunidad, dominan frente a proyectos concretos

El presidente Luis Abinader está a la mitad del camino de su período constitucional de cuatro años que concluye el 16 de agosto del 2024, un momento crucial en el que tiene el reto de fortalecer valores intangibles de su gobierno, como la lucha contra la corrupción y de “gobierno ético” y al mismo tiempo revertir otras ideas que han tomado cuerpo, como que hay improvisación por la costumbre de presentar planes y proyectos que luego tiene que recoger.

Pero el mayor reto es concretizar obras que inmortalicen su Presidencia y, al mismo tiempo, sirvan de base para el éxito de su reelección, si finalmente se presenta a la repostulación como todo indica que haría.

A la mitad del período, los aspectos inmateriales como la lucha contra la corrupción y la impunidad, combinado con la de “gobierno ético”, son los principales logros de Abinader impulsados por la independencia del Ministerio Público. Sin embargo, los intangibles tienen el riesgo que pueden perderse de un plumazo. Por ejemplo, los últimos acontecimientos sobre ese tema se han vuelto contra la propia administración de Abinader, que debido a los escándalos ha tenido que apartar del gobierno a dos de los hombres claves de su proyecto político, Roberto Fulcar, de las estructuras partidarias, y Lisandro Macarrulla, que dirigió el gabinete presidencial y recaudador de recursos para la campaña.

En ese mismo orden, el presidente logró impulsar la aprobación de la Ley de Extinción de Dominio, y en el acto de promulgación de la legislación, aprovechó para subrayar su determinación en la lucha contra la corrupción al proclamar: “Ahora el que robe al Estado tendrá que devolver lo robado”.

Con el caso de Macarrulla quedó fortalecida la idea de que el Ejecutivo no interviene en las investigaciones de la Procuraduría, sin embargo, habría que ver si a la hora de recoger los resultados, terminarán favoreciendo o si se vuelven en contra del presidente de la República.

Fuera de ese hecho, la imagen del gobierno está lacerada por ruidos y escándalos de distintas índoles en las dependencias del Estado que van desde la subida de sueldos de funcionarios de distintas dependencias, hasta renuncias, destituciones, licencias y denuncias de irregularidades.

Otro elemento es que a la mitad del periodo, inicia la campaña electoral para la reelección y eso también supone un riesgo para su imagen, por lo que la administración de Abinader tendrá el reto de que la campaña política no termine arrasando con su mejor intangible, el “gobierno ético”.

Una idea que ha tomado cuerpo en los dos años del primer gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM), es que son improvisados debido a la cantidad de planes y proyectos que ponen andar y luego tienen que recoger ante las críticas.

El último caso fue el proyecto de ley sobre ciberdelincuencia que fue retirado luego de la avalancha de críticas que provocó. Igual suerte han corrido proyectos como el fideicomiso de Punta Catalina y dos para la creación de nuevos impuestos. Sobre ese particular, Abinader ha dicho que prefiere escuchar y rectificar cuantas veces sean necesarias.

Éxito económico, pero con retos

El presidente Luis Abinader se puso la banda presidencial en medio de una crisis sin precedentes en la historia de la humanidad por el impacto de la pandemia de la covid-19 tanto en la salud como la economía. El problema se agravó por la guerra en Ucrania por la invasión de Rusia a ese país.

En estos dos años, el gobierno ha tenido poco margen de maniobra para la inversión en proyectos de desarrollo por los límites que impone la crisis económica, pero a pesar de eso la gestión de Abinader ha logrado recuperar la economía que ha crecido 4.7 % para unos y 12 % para el gobierno, pero desde cualquier perspectiva la economía se ha expandido. En los primeros seis meses de este año, logró un crecimiento de 5.6 %, según informó el Banco Central.

Ahora el gobierno está enfocado en contener la inflación, que en el último año fue de 8.9%, tarea que se ha dificultado por el alza de materias primas como el petróleo que ha obligado al gobierno a invertir más de 25 mil millones de pesos en subsidios para evitar que las alzas lleguen a los bolsillos de la población.

Para mitigar los efectos de la inflación, el gobierno también aprobó una ley temporal de arancel cero para 67 productos de consumo masivo, pero eso generó rechazo en algunos sectores. También para contener la subida de precios, la gestión de Abinader a través del Banco Central, ha subido la tasa de interés en más de 3 % con relación al 2019.

El gobierno también ha logrado controlar la tasa de cambio, un factor de gran impacto inflacionario y las entidades recaudadoras, Dirección General de Aduanas e Impuestos Internos, han reportado un aumento de las recaudaciones. También el turismo ha logrado recuperarse.

El reto en los meses por venir es si todas esas medidas no se traducen en una recesión económica como ya ha ocurrido en Estados Unidos, que habla de una “inflación técnica” y los economistas han advertido que esa situación impactaría la economía local por ser el principal socio comercial y reduciría las remesas.

Un Presidente trabajador y bien intencionado

En los dos años de gobierno, el presidente Abinader ha logrado una valoración positiva de su figura sobre todo porque la gente lo considera como bien intencionado, según encuestas que se han publicado. Además reconoce la gran capacidad de trabajo que tiene, pues dedica hasta 16 horas al día a trabajar en los asuntos de Estado. Además el gobernante se ha mantenido accesible y cercano a la ciudadanía. También los fines de semana visita las provincias para inaugurar y dejar iniciados proyectos. Abinader ha mantenido una activa participación en eventos internacionales, por ejemplo, este fin de semana asistirá al toma de posesión del presidente de Colombia, Gustavo Petro y lo propio ha hecho con otros gobernantes que han sido electos en los últimos dos años, como Gabriel Boric en Chile, a cuyos actos también asistió. Igualmente, ha asistido a las cumbres que se han realizado.

Posted in Política
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal