Ozoria: vender el voto es un pecado

Francisco Ozoria exhortó a la población a ejercer el sufragio con conciencia y no vender su voto. Ozoria tuvo a su cargo la eucaristía de clausura del primer encuentro denominado “Testigos del Resucitado” de la Hermandad de Emaús Hombres de la Arquidiócesis de Santo Domingo.

El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, Francisco Ozoria, calificó la compra y venta de votos como un pecado, por lo que exhortó a la población a acudir a las urnas y ejercer el sufragio con conciencia.

Ozoria pidió, además, por los candidatos que se afanan para llegar al poder, para que realmente acudan a los cargos públicos a servir.

“Exhortamos a no poner precio a la conciencia: el que compra cédulas no merece el voto, y el que vende su voto está condenado a la miseria material y espiritual junto con el que lo compra, porque ambos son pecadores, y el que vende su conciencia camina contrario Dios”, enfatizó.

Ozoria tuvo a su cargo la eucaristía de clausura del primer encuentro denominado “Testigos del Resucitado” de la Hermandad de Emaús Hombres de la Arquidiócesis de Santo Domingo, celebrado en el auditorio del Colegio Quisqueya, con la presencia de más de 1,500 hombres, decenas de sacerdotes.

Laicos reflexionan sobre RD

Durante la jornada que inició a las 8 de la mañana, el movimiento laico católico reflexionó sobre la situación actual del país, y señaló que el proceso electoral es uno de los más significativos que vive el país, por lo que llamó a hacer un voto de conciencia, que contribuya a combatir y a poner fin a la inseguridad ciudadana, a la corrupción, a la impunidad, a los feminicidios y abusos.

La Hermandad de Emaús Hombres también exhortó a “asumir con responsabilidad, ante Dios, y ante nuestros congéneres, en razón de nuestra casa común: el planeta que llamamos Tierra. Este grita por todo el daño que le estamos haciendo, una daño que para nuestra Iglesia ya es el pecado del ecocidio”.

Asimismo, rechazó todo intento público o privado de desestabilizar o desacreditar el concepto de Familia, ya que esta es la base de la felicidad humana, la sociedad y su cohesión, el estado del bienestar y la prosperidad económica.

En ese sentido, reclamó el movimiento del pueblo dominicano y de las autoridades, la puesta en práctica de valores, virtudes morales y de justicia en lo concerniente al respeto a la vida desde su concepción; el orden de género instituido por el Creador, y la familia como principio social, debidamente sacramentada.

La Hermandad de Emaús Hombres ratificó ser “una comunidad laica y eclesial a la vez, que está al servicio de su Iglesia, misma que es Santa, Católica y Apostólica. Somos una Comunidad al servicio de nuestra sociedad, de nuestras parroquias y sus feligresías; al servicio de nuestras Comunidades parroquiales, y de cualquier hombre o mujer faltos de fe y de amor”.

Piden imitar a Jesús para acabar con injusticias

El movimiento católico aspira “a ser como el que considenran el gran peregrino llamado Jesús, “que siempre ha caminado junto a su pueblo”.

El grupo se comprometió a ser testigo de su palabra, por lo que aseguró, dará testimonio del Verbo encarnado, del Dios hecho Hombre, sin olvidar y apelar siempre a su misericordia.

Citaron que “solo allí, donde el Dios de la misericordia se haga presente, se acabarán las crueldades, desaparecerán el mal y la violencia, también las desigualdades e injusticias, y florecerá la fidelidad y el amor.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5