PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Espaillat. Un tribunal de esta provincia dispuso el cierre definitivo de una granja porcina que contamina las aguas del río Cacique, en la ciudad de Moca, y condenó a su gerente a un año de prisión en la modalidad de pena suspendida.

La querella contra el empresario la hizo la Procuraduría Especializada para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Proedemaren), La jueza Esther Puntiel dictó la sentencia en contra de Henry Ramón Lizardo Cabral y la empresa Agroindustrial Acosta Lizardo SRL, ubicada en el sector Zafarraya de la citada localidad.

La suspensión de la pena está condicionada a que el condenado realice labores de siembra de mil árboles en las márgenes del afluente, bajo la vigilancia y orientación del Ministerio de Medio Ambiente.

También debe ofrecer charlas a la comunidad sobre el impacto y consecuencias de la contaminación ambiental. En caso contrario, deberá cumplir el tiempo en prisión.

Posted in Región Norte
agency orquidea

Más contenido por Miguel Ponce