Santiago se restablece tras el paso de María

El desbordamiento de ríos causó estragos en la ciudad de Santiago.

Santiago. El hundimiento del pavimento, destrucción parcial de viviendas y negocios, así como inundación de residencias y calles, causaron sorpresa a los residentes en El Retiro I y El Ensueño.

Esta tragedia se sumó a última hora a las vicisitudes que vivieron residentes en diferentes barrios del municipio. Es la primera vez que ocurrió algo similar en estos residenciales y lo atribuyen a los trabajos de construcción de un bulevar que inició el alcalde Gilberto Serulle en la zona, para lo cual tapó prácticamente el cauce de una cañada. Un gran hundimiento se produjo la noche del jueves en la avenida del arroyo del sector El Ensueño, lo que obligó a las autoridades a cerrar el puente de la avenida Francia por temor a que colapsara la infraestructura, pero fue reabierto ayer, luego de que se comprobara que no representaba peligro. Este puente une a estos sectores con el área monumental.

Afectados

La corriente del arroyo de Nibaje provocó el colapso del taller de ebanistería y la tienda de electrodomésticos El Furgón, propiedad de Jesús Rodríguez, quien indicó que la mitad de su taller y gran parte de las maquinarias se lo llevó la corriente. Próximo a la Francia, el desborde del agua también provocó un gran hundimiento en la calle El Retiro I, esquina Circunvalación Sur, donde se desplomó el puente Onofre de Lora en la parte baja del sector Los Pepines.

Elizabeth Hernández, propietaria de la tienda Guerra Import del Ensueño, indicó que tuvo pérdidas de alrededor de un millón de pesos, ya que toda la mercancía quedó bajo agua. Cibaodom, una empresa de elaboración de químicos, también se vio afectada por las lluvias. Dijo que perdió un camión, una guagua y un vehículo de uso personal que fueron arrastrados y aplastados por la fuerte corriente. En el caso del Hoyo de Puchula, en Gurabito, los moradores navegaban ayer en el lodo. En el lugar, decenas de casas fueron destruidas por la crecida de la cañada que bordea este improvisado barrio.

Mientras, el barrio Las Mercedes quedó incomunicado con otros sectores, luego que la crecida del arroyo de Gurabo destruyera un puente y colapsaran varias casas. En Rafey, el comunitario Álvaro Sosa resaltó que más de 600 familias fueron sacadas del lugar por la crecida del río Yaque del Norte y dijo que en vez de evacuarlos lo que deben hacer las autoriades es hacer una zanja y desviar el río. La comunidad de Corocito, en el Rubio, San José de la Matas, están incomunicados por la crecida del río Maguá que provocó el colapso del puente. Los munícipes dijeron que su mayor preocupación es que no hay centros de salud y hay pocos negocios.

Alcaldía supervisa y evalúa daños a la ciudad

Además de quitar escombros y viabilizar caminos, brigadas de la alcaldía distribuyeron raciones de comida cocida a residentes de distintos sectores que sufrieron daños con los efectos del huracán María. Previo a esto, el alcalde Abel Martínez encabezó las labores de supervisión de los daños que provocó el fenómeno en el municipio. Brigadas de los departamentos de Obras Públicas Municipales, Plazas, Parques y Limpieza, realizaban ayer una jornada de limpieza para restaurar las zonas afectadas. Sin embargo, tras contemplar el panorama, el alcalde explicó que los técnicos determinaron que por la magnitud de los daños se requiere la intervención del gobierno central.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.