PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Santo Domingo. Tras la reciente alerta epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) por los casos de cóleras reportados en Haití el 2 de octubre del año en curso, la Sociedad Dominicana de Pediatría recalca su llamado a la población para mitigar riesgos, mediante medidas de saneamiento y otras recomendaciones de higiene y cuidado de los alimentos para conservar la salud.

El cólera es una enfermedad diarreica aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados con el bacilo Vibrio cholerae.

“Esta afección sigue siendo una amenaza para la Salud Pública no solo para Haití, y República Dominicana como país vecino; es una problemática internacional de los países en vía de desarrollo que debemos hacer frente con educación, higiene y tratamiento de aguas (potables y residuales) para reducir el riesgo de contagios y erradicación de esta terrible enfermedad”, explicó la doctora Luz Herrera, pediatra y presidenta de esta sociedad médica especializada.

Hace más de 3 años que no se reportaban casos de cólera en la zona, pero la reciente alerta ha retomado el tema en la palestra para sensibilizar sobre el cuidado oportuno de zonas vulnerables para evitar casos, debido a la alta migración cotidiana de haitianos a territorio dominicano.

De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud, la clave para controlar el cólera y reducir el número de muertes consiste en adoptar un criterio multidisciplinario basado en la vigilancia, el agua, el saneamiento y la higiene, la movilización social, el tratamiento y la vacunación oral.
La doctora Herrera considera esencial reforzar nuestro sistema nacional de vigilancia epidemiológica, tanto locales como de reportes que se puedan adquirir del país vecino, para estar preparados y contrarrestar casos de ser necesario.

Para las familias, recomendó: Acudir inmediatamente al servicio de Salud más cercano si presenta diarrea líquida que parece «agua de arroz», iniciando tratamiento con sueros de hidratación oral cuanto antes; notificar la ocurrencia de casos en el hogar o en su comunidad a las autoridades de Salud Pública de su provincia; seguir las recomendaciones generales y específicas sobre la prevención y sintomatología del cólera emitidas por el Ministerio de Salud Pública; asi como cumplir las pautas para el lavado de manos después de ir al baño y antes de cada comida.

“Es importante de la poblacion proteja el agua para beber de posibles fuentes de infección y, en todos los casos, hervirla antes del consumo; evite las comidas y bebidas de vendedores ambulantes; y recuerde consumir alimentos bien cocidos y bebidas preparadas con agua potable”, indicó la especialista.

Anadió que las personas que cuidan enfermos con diarrea, deben lavarse las manos frecuentemente, especialmente después del contacto directo o indirecto con heces, antes de preparar alimentos, antes de comer y antes de alimentar niños, personas mayores, o cualquier adulto convaleciente; asi como en zonas vulnerables, defecar en inodoro o letrina y evitar hacerlo en lugares abiertos.

“Ante cualquier caso sospechoso de cólera, es esencial hacer notificación inmediata a las autoridades locales de Salud (Servicio Nacional de Salud, Dirección Provincial de Salud o Dirección de Área de Salud según corresponda) y toma de muestra de coprocultivo y aplicación del protocolo de investigación epidemiológica”, reforzó al hacer sus recomentaciones.

Es importante destacar que la mayoría de los infectados no tienen síntomas o presentan síntomas leves, por lo pueden ser tratados de forma satisfactoria mediante sales de rehidratación oral. Sin embargo, si se presenta como una enfermedad diarreica aguda puede causar la muerte en cuestión de horas, de no tratarse a tiempo.

Registros


En el 2010, esta enfermedad tuvo una reaparición en República Dominicana, lo que obligó a tomar urgentes medidas sanitarias que contribuyeron a paliar su efectos e incidencia en la población, a pesar de que la misma presentó niveles de epidemia en algunas regiones del país.

De acuerdo a un reporte del Observatorio Politico Dominicano y el Ministerio de Salud, a partir del 15 de noviembre al 31 de diciembre del 2010, se notificaron 662 casos sospechosos y cerca de 11 defunciones asociadas a la enfermedad. Un año después, en diciembre de 2011, la cantidad de nuevos casos (sospechosos) alcanzó los 21,000, con 371 fallecimientos, mientras que en 2012 las cifras descendieron a 7,860 y 66 defunciones igualmente sospechosas. Los datos disponibles para el 2013 indican que al 25 de mayo hubo 1,016 casos de cólera y 19 defunciones, todos sospechosos, relacionadas con la infección.


Los investigadores calculan que cada año hay en el mundo entre 1-4 millones de casos de cólera, y entre 21,000 y 143, 000 defunciones por esta causa.


La Sociedad Dominicana de Pediatría da continuidad a este tema con el gremio de especialistas por cada filial, para que las siguientes semanas cada consultante y sus familias tengan información adicional sobre esta enfermedad y mecanismos de cómo prevenirla. La correcta manupulacion de los alimentos, asi como la higiene, uso y consumo de agua potable forman parte esencial de estas medidas.


Solicitaron a sus miembros y autoridades difundir el Protocolo de Vigilancia y Control del Cólera del Ministerio de Salud y promover discusión entre todos los profesionales de la salud aspectos relacionados con de medios diagnósticos y tratamiento de los eventuales casos.


Recientemente, los galenos tuvieron su encuentro de actualización médica en el Congreso Latinoamericano de Pediatría, ALAPE 2022, donde abordaron medidas preventivas y nuevos abordajes para la salud integral de la niñez. Panelistas de 11 países y 1,100 participantes se dieron cita para conocer de diversas subespecialidades pediátricas, a través de simposios, conferencias, cursos y talleres.

Posted in Salud
agency orquidea

Más contenido por El Caribe