PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Puerto Plata. La muerte del hacendado Juan José Soto Corniel, de una arquitecta y un empleado ha desatado la ira en la comunidad Rancho Manuel del distrito municipal Estero Hondo, de Villa Isabela, donde sus comunitarios formaron brigadas para perseguir a los haitianos.

Tras la quema de varias casas, la comunidad asegura que ha logrado desalojar al menos 100 personas de nacionalidad haitiana que trabajaban en fincas de ganado vacuno, otras de oveja o plantaciones agrícolas.

“Les pegamos fuego a las casas y los sacamos y si regresan a este pueblo, volveremos a sacarlos por las buenas o por las malas, ya que las autoridades no hacen nada”, expresó Kelvin Minaya, uno de los que conforman los grupos contra los extranjeros.

Otros comunitarios se desplazan hasta Valverde, ante informaciones de que el matador se encuentra en esa zona.


Argumentos de tragedia

Familiares y amigos de Gilberto Basilio, durante el velatorio aseguraron que la tragedia se originó tras éste reclamarle al haitiano solo identificado como Blanco que le devolviera su teléfono celular. Basilio, de 68 años, laboraba con Soto Corniel en la finca campestre dedicada a la ganadería lechera.

Sin embargo, para Nelson Cruz, exdirector de la junta distrital de Estero Hondo el crimen fue planificado para robar el ,dinero de la venta de leche de la finca del hacendado.

Cruz basa su hipótesis en que el haitiano supuestamente preguntó varias veces por el pago.

“Él lo planificó, porque rompió todos los bombillitos del pasillo, pensando que se trataba de cámara. Él vio que le pagaron la leche al hacendado y él quería el dinerito y el teléfono de Gilberto”, apuntó.

Cruz dijo que en las investigaciones se ha determinado que hubo un enfrentamiento con Gilberto Basilio, conocido como El Mochito, luego de matarlo, cortó el brazo de Soto Corniel quien había bajado del segundo nivel de la casa para ver el porqué de la riña y luego subió y degolló a Maritza Arelis Ovalles Ureña, de 63 años.

Rubén Corniel, primo de Soto Corniel, narró que en una pequeña habitación donde se encontraba Gilberto Basilio, encontraron mucha sangre, pues al parecer se registró una riña con el haitiano conocido como Blanco.


Dolor en la comunidad por triple crimen

José Acosta, líder comunitario y amigo de Basilio, narra que en la escena había pisadas de personas descalzas, por lo que cree que pudieron ser de otros individuos y no de la arquitecta nativa de Santo Domingo y que apenas tenía dos días en la casa campestre. Algunos dicen que llegó como ingeniera para construir pozos tubulares y otros que era contable.

Las casas de los extranjeros fueron quemadas el pasado domingo. Aunque el ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, informó que reforzaron la comunidad, en Rancho Manuel se quejan de la débil presencia militar y policial. Apenas hay tres guardias .

Posted in Región Norte, Sin categoría
agency orquidea

Más contenido por Miguel Ponce