PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

“Mi crecimiento en la comunicación ha sido por méritos propios”

El comunicador Haime Thomás Frías Carela nació en un campo de Puerto Plata, ha vivido en diferentes puntos del país, como la Capital y el Este, pero su corazón late al ritmo de esta ciudad de Santiago, pues la ha hecho suya en los casi 40 años&#8230

El comunicador Haime Thomás Frías Carela nació en un campo de Puerto Plata, ha vivido en diferentes puntos del país, como la Capital y el Este, pero su corazón late al ritmo de esta ciudad de Santiago, pues la ha hecho suya en los casi 40 años que lleva viviendo en ella, siendo uno de sus principales abanderados, defendiéndola cuando hay que hacerlo y promoviendo actividades que propicien su desarrollo.

“Yo nací en un campo de Puerto Plata, mi mamá se fue a los tres meses para Santo Domingo, de ahí volví a otro campo de Puerto Plata, luego viví en Sosúa, Sabana de la Mar, en El Seibo hasta llegar a Santiago, o sea que yo he hecho un periplo por buena parte del país en mis años de niñez, hasta llegar a Santiago de los Caballeros”, precisa el reconocido comunicador, que divide su tiempo entre la televisión y la Junta Electoral de Santiago, entidad que preside de forma honorífica desde hace más de ocho años.

Su carrera y su trabajo en los medios han ido en ascenso permanentemente, ya que don Haime, como le llaman por estos predios, siempre ha tratado de superarse.

Inició muy joven en los medios de comunicación, forjando una carrera a pulso, ganándose un sitial privilegiado por sus propios méritos en la sociedad de Santiago.

Haime Thomás, un hombre solidario, comprometido con labores altruistas como la que realiza la Rama Femenina de Lucha contra el Cáncer, y a quien poco le gusta hablar de su vida, hace un aparte en su agenda para compartir con los lectores de elCaribe algunos de los momentos inolvidables de su vida.

1. Educación temprana

Yo puedo acordarme de mis primeros siete años, que los viví en Santo Domingo. Estudié en el Colegio Santo Tomás de Aquino, y a los siete años yo estaba en cuarto de la primaria, porque me estaba criando un profesor de ese colegio. Y recuerdo eso, porque probablemente fue lo que marcó mi vida, que a tan temprana edad tuviera en un curso tan adelantado para esa época, cuando los muchachos entraban a la escuela regularmente a los siete años, y ya yo estaba en cuarto de primaria. Esa fue la etapa más trascendente en mi vida. Mi madre fue a trabajar a la casa del profesor y su esposa, y mi mamá decidió dejarme ahí porque entendió que yo iba a estar mejor con ellos, porque se había casado con un militar, y para esa época los militares vivían trasladados cada cierto tiempo de un sitio a otro y ella entendía que era lo mejor para mí, y me quedé al cuidado de esas personas, especialmente del profesor. Cito lo de la infancia y lo de mis primeros años de estudios, porque siento que en mi país se desperdicia lo mejor del niño, que son los primeros siete años; y según los que saben, los años vitales para la formación de un ser humano, y aquí se desperdician; aunque ya se está tratando de que los niños vayan a una escuela, al párvulo o maternal, para que vayan aprendiendo y escuchando cosas, y eso yo creo que es importante.

2. Llegada a Santiago

Viví en El Seibo cinco años, luego con mi padrastro, y posteriormente llegué a Santiago, donde he desarrollado toda mi carrera en la comunicación.

Prácticamente toda mi vida se ha desarrollado en Santiago. La llegada a Santiago es otro punto importante en mi vida, porque llegué aquí conociendo solo una hermana, y a partir de ahí me desarrollé en mi área, que era la locución, hasta llegar al momento que hoy ocupo.

En Santiago tengo casi cuarenta años viviendo. Es mi ciudad, por la que yo lucho, por la que yo sufro, aunque soy de origen puertoplateño, pero en realidad en Santiago he desarrollado todo: me casé, he tenido mis hijos, es donde he hecho mi nombre, mi carrera, en fin, todo ha sido en Santiago. No creo que por voluntad propia me vaya de Santiago, no tengo nada más que buscar en otro sitio.

3. Méritos propios

He ido creciendo sin tener muchos “enllaves”. Mi crecimiento en la comunicación ha sido por méritos propios, no tengo nada que agradecerle a nadie en particular, contrario a otros. Cada paso que he dado lo he dado por méritos acumulados, iniciativas mías, no porque nadie me haya llevado de la mano; una lástima porque sería más fácil si uno encuentra quien lo impulse, pero en mi caso no, todo ha sido por méritos propios.

4. Presidencia de la Junta

El hecho de que me escogieran como presidente de la Junta Electoral de Santiago hace ya varios años, y que fuera mediante el consenso de todos los delegados de los partidos políticos, y el hecho de que yo fuera el primer comunicador presidente de Junta alguna en el país, y por demás una de las más importantes que es la de Santiago, eso me hizo sentir bien, porque aún con un trabajo crítico como comunicador, como comentarista, los mismos políticos entendían que yo podía desempeñar una buena función en la Junta Electoral.

Entonces, eso en su momento para mí era un paso importante, muy trascendente. Primero, porque era una posición honorífica, y segundo porque se le estaba dando una oportunidad a un comunicador para que presidiera una Junta importante como la de Santiago, aunque la mayoría de comunicadores no valoró eso, que era un reconocimiento a la clase. Ya he visto pasar dos elecciones presidenciales.

5. Honores en China

Fui invitado a China por su gobierno, junto con otros tres dominicanos. Cuando uno va invitado por un gobierno son viajes totalmente diferentes, uno está obligado a llevar una agenda a veces un poco forzosa, porque uno no puede hacer lo que quiere. En ese caso, yo recuerdo que cuando fuimos a Shang- hai, en el programa había una visita a un domo, un edificio altísimo que la mayoría de los chinos hacen filas largas para llegar ahí, y cuando nosotros llegamos, había una alfombra roja desde la calle hasta el edificio, y me dije: ¿y esto es para nosotros? Además de la alfombra roja, nos tenían una banda de música que interpretó los himnos de China y de República Dominicana, y un elevador detenido para nosotros cuatro. Todo eso me despertó la curiosidad y me llamó la atención, porque no pensé que era a ese nivel.

6. Fuera de tono

Otro pasaje que recuerdo, que resultó para mí molesto, fue el viaje a Israel que hice con el presidente Fernández; y lo destaco por el hecho de que el equipaje se quedó en New York. Nosotros viajamos de Santo Domingo a New York, y de allí a París, y de París nos fuimos con el presidente a Israel. El equipaje se nos quedó en New York, y la línea American en ese momento no volaba a Israel. El asunto fue que tuve que comprar parte del equipaje en París, y ya en Israel, cuando fuimos a visitar al Presidente de ese país, nos ponen en una línea de recibo en su casa, a esperar que llegara el Presidente de Israel con el Presidente Fernández, entonces yo estaba con un pantalón gris y una chaqueta azul, que fue lo que compré rápidamente en París, porque tenía poco tiempo para comprar; entonces yo pensaba en ese momento en lo mal vestido que estaba, porque todo el mundo estaba de negro y era un asunto muy protocolar, y el único que estaba desentonando era yo con ese vestuario. Yo sólo pensaba en lo mucho que me había preocupado en la vida por andar bien vestido siempre.

7. Compromiso social

Mi madre murió de cáncer, en Puerto Plata, pero estuvo muchos años en Santiago, vino aquí a tratarse, y en ese tiempo yo no podía darle la asistencia que necesitaba, pero logré, a través del Patronato Cibaeño Contra el Cáncer, que le dieran cierto apoyo y cierta ayuda, de manera que eso me hace sentir comprometido y agradecido con ese patronato, y desde hace muchos años yo apoyo las actividades que el patronato hace. Todo lo que puedo hacer lo hago como parte de mi responsabilidad social y del compromiso por el hecho de que ellos le dieran apoyo a mi madre en el momento que más lo necesitaba.

8. Hijo adoptivo de Santiago

Recuerdo y le doy importancia a la declaratoria como Hijo Adoptivo que me hiciera el Ayuntamiento de Santiago en la Alcaldía de José Enrique Sued. Fue algo especial, considerar que yo tenía méritos suficientes para que una alcaldía resolutara y concluyera que había que adoptarme como hijo de la ciudad que tanto me ha dado, pero a la que yo también he dado mucho. He hecho de la defensa de la región mi bandera.

9. Orden al mérito

Un momento al que también le doy importancia fue una condecoración en el gobierno del Presidente Hipólito Mejía, con la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella en el grado de Gran Cruz de Plata. Esta condecoración fue para un Día del Periodista, que se escogieron ocho o diez periodistas del país. Este y el de la Alcaldía son los reconocimientos de los pocos que yo acepto, porque a mí eso no me gusta.

10. Torneo de golf

El torneo de golf Grand Thomas Celebrity Classic, que este año va para su décima versión, es una actividad que hago para darle a Santiago su importancia en un deporte que está en crecimiento permanente dentro y fuera del país.

Además, parte de los beneficios se entregan al Patronato Cibaeño de Lucha Contra el Cáncer. No pienso en lo que me va a dejar económicamente, el objetivo es colocar a Santiago en el mapa del mundo del golf. Santiago tiene un campo maravilloso que muchísimos golfistas del país no conocen. El objetivo es que la gente venga a Santiago, juegue y que además conozca la ciudad. El torneo ha sido muy importante. En los últimos años han venido entre 20 y 30 jugadores no solo de Santo Domingo, sino que vienen jugadores de Estados Unidos, Puerto Rico, Europa, o sea, que veo que el objetivo se está logrando.

Toda una vida en los medios

En su trayectoria, Haime Thomás se destaca como locutor, lector de noticias, articulista, columnista y comentarista, en una labor que le ha permitido laborar en las emisoras Radio Nacional, Norte Amistad, Ondas del Yaque, Libertad, Azul, Cadena de Noticias, Canal 7 Cibao, Canal 29 y en los periódicos La Información, Listín Diario, Última Hora y El Día.

Es productor-conductor de “La Revista” y “El Cafecito”, en el canal 29 de Santiago, se define el ser más exitoso de la televisión de la región (y se ubica entre los más laureados del país).

En sus inicios se definió como “el locutor de la personalidad”, y en esto ha demostrado coherencia con el paso de los años, pues siempre ha cuidado su imagen, tanto en la forma de actuar como en el vestir, hasta el punto de que marca tendencias en esta ciudad, pues representantes de diferentes sectores emulan su estilo de vestir o la forma en que lleva el pelo.

Aclara, que aunque luzca ser una persona pedante, tal vez es más sencillo y más modesto que la mayoría de los que están cerca de él.

Haime Thomás es un hombre de posiciones fuertes, que siempre dice las cosas como las siente. Es una persona que ha luchado para alcanzar sus metas. Lleva ocho años como Presidente de la Junta Electoral de Santiago, cargo que desempeña de manera honorífica. Su carrera de comunicador la ha desarrollado en Santiago, una tierra de la que se siente orgulloso, como uno de sus hijos meritorios.

Posted in Sin categoría
agency orquidea