Valdespín, un león en playoffs

    Juego por juego y los hits van llegando. Eso es lo que está sucediendo en la actualidad con el jardinero de los Leones del Escogido, Jordany Valdespín. Sin la jornada de anoche ante los Toros del Este en La Romana, Valdespín no ha fallado en los primeros 14 partidos en que ha visto acción, presentación que lo pone en ruta de la marca de más imparables en una semifinal, hazaña que está en posesión del también patrullero Ricardo Nanita, con 33.

    Pero romper o no la marca impuesta en el Round Robin del torneo 2008-2009, no está en su agenda. Trabajar día a día como lo ha venido haciendo es su principal objetivo.

    “Nunca llego al estadio pensando en que voy detrás de una marca”, expuso Valdespín, quien ha conectado 25 hits. “Si se rompió, se rompió. Nadie es perfecto. Gracias le doy a Dios de que estoy haciendo mi trabajo y espero continuarlo más allá de la Serie Final”, agregó.

    Cabe señalar que Nanita impuso la marca de hits en 19 partidos de playoffs, serie que se extendió a un juego extra entre Gigantes y Toros para escoger al rival de los Tigres para la final. El partido fue ganado por el equipo francomacorisano y luego cayeron ante los añiles, quienes lograron su corona número 20.

    A pesar de la cantidad de imparables que necesita para igualar o superar a Nanita, Valdespín se encamina a dejar atrás a otros que en Round Robin impusieron su clase desde la estación 2005-2006.

    Tales son los casos de Emilio Bonifacio, quien en 2010 concluyó con 26 con los Tigres del Licey, o de Alexi Casilla, quien registró 27 con los Gigantes del Cibao el pasado playoffs. “Soy una persona positiva. Vamos a ver qué sucede de aquí en adelante en estos últimos encuentros que faltan”, indicó el guardabosque nativo de San Pedro de Macorís. La marca anterior de más hits en una serie semifinal estaba en poder de Luis Polonia, de 31, registrada en la campaña 2001-2002.

    Entrega al juego

    Valdespín llegó a los Leones a través del draft de jugadores nativos que realizó la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom) el pasado domingo 23 de diciembre producto de las eliminaciones del Licey y los Gigantes.

    Desde su integración al equipo escarlata, el jugador, de 25 años, ha sido pieza fundamental para que su equipo esté disputando el primer lugar junto a las Águilas Cibaeñas.

    “Todo eso se debe al trabajo día a día al que estoy sometido”, expresó. “Llegar temprano y enfocarme en el juego ha sido fundamental para que esté aportando a la causa del Escogido”.

    Con el Licey, en 93 turnos, Valdespín promedió .280, con 26 imparables, tres jonrones y siete remolcadas en 31 partidos, mientras que con los Leones, registra .439 de bateo (líder en ese departamento de la serie semifinal) en 57 turnos y ocho vueltas empujadas.

    “Hice mi trabajo con el Licey. Me enfoqué en eso. Todo el mundo lo vio. Los números están ahí y no se borran. Soy de las personas que hacen su trabajo adonde quiera que llegan. Me gano el carisma de los fanáticos. Hay que entender que esto es un trabajo. He sobresalido más con el Escogido que cuando estuve con el Licey”, enfatizó el jugador, que debutó en las Grandes Ligas el 23 de abril del año pasado con los Metropolitanos de Nueva York.

    “Es grandioso lo que está sucediendo con Valdespín desde su integración a los Leones”, dijo el dirigente del conjunto escarlata Audo Vicente. “Se ha familiarizado muy bien con todos nosotros. Es como si fuera parte del equipo desde hace mucho tiempo”, agregó el capataz.

    Trabaja con un instructor personal

    A parte del trabajo diario al que es sometido previo a un encuentro de los Leones, Valdespín también tiene su tiempo para su práctica fuera del estadio. Eso lo hace con un instructor personal. “Gracias a Dios que los resultados de ese trabajo aparte están ahí. Eso me ha mantenido estar sereno en el plato, buscando el pitcheo correcto para poner la bola en juego, tocando, embasándome, entre otros aspectos del juego que han sido muy beneficiosos”, apuntó. Sin la jornada de ayer, Valdespín lideraba los departamentos de bateo (439), hits (25) y bases robadas (9), mientras que compartía las casillas de dobles (5) y carreras anotadas (9).

    “Soy liceísta, aunque esté reforzando al Escogido”

    José Virgilio Peña Suazo (Banda Gorda) popularizó un tema titulado: “Estoy aquí, pero mi mente está allá”. Eso está sucediendo con Valdespín en las filas de los Leones. “Soy liceísta, aunque esté reforzando al Escogido”. A pesar de esa pasión, el jugador reconoce que la pelota es un negocio, en donde hoy está en un equipo y mañana en otro ante el cuestionamiento de si se vislumbra vistiendo la franela roja. “Lo primero es que estar con los Leones es cosa de los gerentes de ambos equipos. “Por el momento soy del Licey”, dijo.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.