Sobre multidestino RD – Haití

    El “multidestino” es un tema presente en la agenda turística local y regional desde los años ochenta y periódicamente salta al primer plano. Podría decirse que es una prueba pendiente no superada, y a mi entender de difícil concreción.
    Para los no entendidos, multidestino es el tipo de turismo en el que la persona durante sus vacaciones visita más de un país. Es un producto presente desde hace años en Europa, donde se hicieron populares los recorridos de dos y tres semanas por varios países, y creció por la vigencia del visado que permite al turista viajar en el espacio comunitario continental con la visa única.

    También es el que hacen los turistas de crucero que en el usual paseo de una semana hacen visitas cortas durante el día a cuatro o cinco países o islas, en el caso del Caribe.

    ¿Podría motivarse un flujo turístico mutidestino cuantitativamente importante en el Caribe? ¿Podría crearse una oferta multidestino exitosa a República Dominicana – Haití? No es imposible, pero es un objetivo muy difícil de lograr porque los obstáculos objetivos y subjetivos son formidables.

    Primero. Es un error enfocar multidestino como una iniciativa desde el ámbito gubernamental. El turismo es un negocio y cuando existan condiciones o exista demanda para ese producto, los operadores de tours lo montarán como ocurrió en Europa y con los cruceros.

    Segundo. Los operadores de tours, líneas aéreas y otros empresarios turísticos convencerán a los gobiernos que hagan lo necesario para facilitar el movimiento de turistas entre los países. Harán la tarea cuando entiendan que el multidestino es negocio rentable. Entre los temas a resolver, país a país, están facilidades migratorias, seguridad, facilidades al transporte, impuestos y exigencias sanitarias, todos asuntos complicados.

    Tercero. La estadía promedio de los extranjero que visitan República Dominicana es 8.4 días. El tiempo neto de vacaciones es de 6.4 días porque pierden un día en entrar y otro en salir. Si visitan otro país pierden un día más, si desde allí regresan a casa y dos días, si vuelve al país. Esto es parecido para las demás islas del Caribe.

    Cuarto. En el caso de Haití, existen serios riesgos de seguridad, salubridad y condiciones de la oferta que alejan a turistas, turoperadores y empresarios turísticos dominicanos. Nadie está viendo allí una oportunidad de negocio. Cuando se desarrolle algún enclave turístico (Isla de la Vaca, por ejemplo), para qué complicarse con trasladarse de un lugar a otro si va a encontrar la misma buena playa y buen hotel similar.

    Falta por decir. El concepto gusta y no pasa de moda. Volverá al primer plano por el seminario en Haití sobre el tema, de la Organización Mundial del Turismo. 

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorAtacan a pedradas y botellazos destacamento policial de Villa Vásquez
    Noticia siguienteRealizarán Conferencia para realzar el Poder de la Mujer