Presos, hacinamiento y el coronavirus

Compartir

(1 de 2)

En medio del coronavirus hay una realidad que nadie puede denegar: La terrible crisis sanitaria que abate a miles de reclusos dominicanos por lo que las autoridades carcelarias, por orden de la Procuraduría General de la República, deben aplicar medidas urgentes y eficaces para evitar que se registren masivas muertes de reos.

El caso más penoso es el que ataca a la vetusta Penitenciaría Nacional de La Victoria una cárcel, según datos oficiales, que debe albergar a unos 2,000 presos.

Sin embargo, -lean bien- en La Victoria, prisión bautizada hace muchos años como “Cementerio de Hombres Vivos”, están “arremolinados” unos 8,500 reos. ¡Avemaría Purísima!

¿Se habrán imaginado nuestras autoridades -en especial las que corresponden a la Procuraduría General de la República- los presos que saldrían infectados (con el COVID-19) si se les hacen las exigentes pruebas de lugar?

Ante tan cruda realidad, ¿qué se está haciendo para que decenas -y quién sabe si hasta cientos- de internos, como se les llama ahora a los presos, no desfallezcan por el azote del coronavirus?

El pasado lunes se informó que fueron confirmadas las muertes de siete internos en el penal de La Victoria, pero -es lo que se ha se ha informado- se está a la espera de los resultados de pruebas practicadas para confirmar la causa de los fallecimientos. “Se ha procedido a aislar a las personas que tuvieron contacto con los reclusos infectados”.

Otro aspecto que marca, en lo negativo, la delicada situación, por causa del COVID-19, es el referente a los reos preventivos.

Este es también un grave problema porque se trata de reclusos cuyos expedientes no han sido ventilados en los tribunales por lo que no se les puede considerar como “culpables o inocentes”. Y ese segmento de reos es la gran mayoría.

Sobre los presos preventivos, el abogado Manny Sierra llamó la atención, especie de “auxilio urgente”, que deben hacerle caso las autoridades para evitar muertes de reclusos a causa del coronavirus.

Tuve acceso al siguiente informe: “En promedio el 72 % de los privados de libertad en República Dominicana entre 1999 y 2017 estaban en la cárcel sin condena, por encima de la media regional de 44 % para ese período”.

Se cree que en La Victoria hay una circulación “masiva” del coronavirus que, por la condición de hacinamiento en que viven los presos, podría ser difícil de controlar.

Continúo el viernes.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorDemocracia y dictadura
Noticia siguienteFísicamente separados, pero muy unidos