PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Próximos partidos.

Regina del Rio

Regina del Rio
124 Publicaciones 0 COMENTARIOS

Gasto público y empleo

Con mucha frecuencia se oye a una serie de ministros decir que más gasto público contribuye a la creación de empleos. Y cualquier tipo...

Aplauso para la violación

Cuando el pasado Presidente de Ecuador estatizó (esto es, les quitó a sus legítimos dueños) las ganancias extras de las petroleras, mucha gente aplaudió....

La seducción del mercado

Con mucha frecuencia se nos presentan ideas hostiles contra el mercado: que si nos seduce para ser consumistas, que si nos tiende trampas para...

Economía de guerra

Existe una especie de consenso de que las guerras en sí no son tan malas porque contribuyen a dinamizar la economía. Y se habla,...

Acabar con el ahorro

Desde tiempos inmemoriales se nos ha inculcado el valor del ahorro y la prudencia en el gasto. La sabiduría ancestral nos alerta contra el...

Diferencia decisiva

Para los economistas de la escuela austríaca las intenciones del gobierno por alentar negocios deberían ser tan temidas como su hostilidad hacia los mismos....

¡Qué lindo hablar!

“Los ciudadanos tienen derecho a una vivienda”. ¡Qué bonito suena! Entonces los políticos regalan viviendas...pero no las pagan con su dinero. Y esto se celebra,...

Por esos célebres economistas

Economistas del Banco Mundial alarman al mundo cuando dicen que la desigualdad es significativamente mayor en los países capitalistas que en los socialistas. Pero se olvidan de aclarar que no es que todo el mundo sea igual e

Los preferidos de los cultos

El mundo cultural tiene sus malos favoritos. En España, por ejemplo, abundan las películas donde se enseñan las atrocidades del franquismo, pero ni una relata las matanzas de la izquierda.

Capitalismo salvaje

La tan frecuente expresión “capitalismo salvaje” se usa para identificar al capitalismo como un sistema despiadado, sin reglas, donde la ambición desmedida del hombre desplaza a los débiles, y empobrece a la mayoría de la gente. Hablar en otros términos resulta hoy día hasta medio inmoral.