La gente sigue en las calles; acata usar guantes y mascarillas

Compartir
Agentes policiales controlaron el paso desde los municipios Santo Domingo Este y Santo Domingo Norte hacia el Distrito Nacional y verificaban que las personas llevaran mascarillas y guantes.
A pesar del llamado, hay muchas personas fuera de sus casas, mientras se colocan retenes para inspecciones

Guantillas y mascarillas para que cruces”, era el eslogan de un vendedor ambulante a escasos metros de un retén policial que inspeccionaba si las personas que se trasladaban por el puente Francisco J. Peynado, en Villa Mella, estaban usando los productos para protegerse del coronavirus, tal y como lo dispusieron las autoridades.

A pesar de las insistentes llamadas de aislamiento social, ayer decenas de vehículos, de todo tipo, transitaban por este puente que conecta el municipio Santo Domingo Norte con el Distrito Nacional, donde el vendedor, colocado en dirección norte-sur aprovechaba la situación y los policías hacían su trabajo.

Las decenas de personas que salieron de sus casas y pasaban por este puente si acataron el llamado de usar guantes y mascarillas para protegerse de la enfermedad pero si no lo hacían, tampoco los agentes policiales los dejan cruzar hacia el otro lado. Los policías detenían uno por uno cada vehículo que cruzaba por el puente, para verificar que estuvieron usando la protección necesaria.

Estos retenes fueron colocados en todos los puentes del Gran Santo Domingo el sábado en la madrugada, luego de que el presidente Danilo Medina anunciara el pasado viernes la ampliación de la vigilancia militar y policial.

Como parte de su plan, ayer también la Policía distribuida guantes a las personas que circulaban en dirección este-oeste por la avenida San Vicente de Paul, Santo Domingo Este.

En un recorrido realizado por elCaribe se puedo observar como un agente de la institución del orden regalaba los guantes a los ciudadanos.

No más de cuatro personas en carros

Otras de las acciones que realizan los policías y militares apostados en los retenes es verificar que en los carros no estén más de cuatro personas a bordo.

La situación se observó ayer en la avenida Jacobo Majluta por los alrededores del Parque Mirador Norte, donde los militares ordenaron a un chofer de “carro de concho” que uno de los pasajeros debía desmontarse del vehículo ya que había tres personas en la parte trasera.

Lo mismo ocurrió antes de llegar al puente Juan Bosch, donde un policía ordenó la misma acción a otro conductor de carro público.
En ambas situaciones los pasajeros, utilizando sus respectivos guantes y mascarillas, no tuvieron más remedio que salir del vehículo y esperar otro.

No hay aislamiento y no se recoge la basura

A pesar de que el presidente Medina indicó, en su última alocución, que las personas estaban acatando el aislamiento social, la situación en las calles ayer era distinta. En los barrios del Gran Santo Domingo el flujo vehicular era bastante movido para ser domingo y lo mismo pasaba con los transeúntes. Las personas también continuaban aglomerándose en los supermercados y bancos haciendo largas filas sin aplicar el distanciamiento de al menos un metro. Por otro lado, en el recorrido realizado, se observó que la basura no se está recogiendo en algunas zonas y en otras es escaza la presencia del personal de recolección de desechos sólidos. Tal es el caso de los sectores Sabana Perdida y Villa Mella, ambos del municipio Santo Domingo Norte y Cristo Rey del Distrito Nacional.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4
Compartir
Noticia anteriorEl sueño durante la cuarentena
Noticia siguienteLa travesía de Gina Mambrú