El manual de Oprah Winfrey: las 7 claves de su exitosa forma de entrevistar

La entrevista en TV de Oprah Winfrey con el principe Harry y su esposa Meghan Markle ha dado la vuelta al mundo por las revelaciones explosivas sobre la corona británica que la presentadora estadounidense logró de sus invitados.

La consagrada presentadora estadounidense ha vuelto ha demostrar por qué es considerada una de las mejores en el arte de entrevistar en televisión.

Es claro que una de las principales tareas del entrevistador es hacer sentir cómodos a sus entrevistados y que por un rato imaginen que están conversando con un viejo amigo. Eso que es fácil de decir no es sencillo de lograr. La psicoterapeuta Amy Morin, editora en jefe de de Verywell Mind, ha analizado sus modos y ha detallado 7 claves del particular estilo de entrevistadora de Oprah que tienen mucho que ver con su éxito y que cualquiera puede utilizar en otras ocasiones. El sitio Business Insider las recopiló en el siguiente listado:

1- Se siente cómoda con el silencio

El silencio resulta incómodo tanto para el entrevistador como para el entrevistado. Y mientras muchos entrevistadores se apresuran a llenar cualquier pausa que dure más de un segundo o dos, Oprah se sienta y espera.

Sabe que sus invitados también se sienten incómodos. Y les deja llenar el vacío.

La pausa suele ser una señal de que el invitado está dudando en compartir más información. Sin embargo, cuando se produce un silencio incómodo, la mayoría de los invitados están dispuestos a llenarlo, incluso si eso significa que se les pide que cuenten el resto de una historia que no quieren contar.

Esto es crucial, ya que significa que sus invitados suelen compartir las partes más duras de sus historias o las emociones más crudas que están experimentando.

2- Es directa

Algunos entrevistadores endulzan las preguntas incómodas. Otros parecen disculparse por preguntar sobre temas difíciles. Y algunos parecen disfrutar con la intensidad de sus preguntas como forma de crear más tensión.

Oprah es amable cuando hace preguntas, pero también es directa. Su manera de plantear las preguntas difíciles de forma directa ayuda a que la gente se sienta más cómoda respondiendo.

Después de todo, si te disculpas o pareces incómodo al hacer una pregunta, la gente puede pensar que debe sentirse incómoda al responder.

3- Utiliza la escucha reflexiva

Las personas se abren más cuando saben que alguien les está escuchando de verdad. Pero escuchar no es sólo esperar pasivamente. Se trata de reflejar lo que escuchas para demostrar que estás intentando comprender de verdad.

Cuando alguien comparte una historia y luego termina con una declaración como: “Eso fue tan difícil de sobrellevar cuando era un niño”, Oprah a menudo responde repitiendo las últimas palabras. Dice: “Eso suena que fue muy duro para tí cuando eras un niño...”. Ese comentario trasnsmite empatía, comprensión y abre la puerta para seguir conversando.

4. Hace repreguntas y preguntas de seguimiento

Las conversaciones de Oprah son orgánicas. No se limita a elegir de una lista de preguntas preestablecidas a sus invitados.

Hace preguntas de seguimiento que demuestran que quiere más información sobre lo que acaba de decir su invitado. Demuestra que está interesada en profundizar en su conocimiento y experiencias.

5. No conoce todas las respuestas

Algunos entrevistadores insisten en que sólo hacen preguntas de las que ya conocen las respuestas para que nunca les sorprendan o les pillen desprevenidos. Ese no es el enfoque de Oprah.

Está claro que investiga a sus invitados. Esa información guía las preguntas que hace. Pero también hace preguntas que sus entrevistado nunca han recibido antes y muestra una atención genuina a sus respuestas.

6. Se inclina para contener

Oprah parece relajada mientras espera que sus invitados respondan a sus preguntas. Así se asegura de que las personas entrevistadas no se sientan apuradas al responder a las preguntas.

También se inclina en el momento justo. Si se inclina hacia delante en su silla cuando los entrevistados comparten sus emociones, envía una clara señal de que está con ellos y quiere que continúen. Las personas se sienten seguras cuando saben que son escuchadas.

7. La conversación es auténtica

La conversación entre Oprah y sus invitados parece auténtica. Los invitados sienten que Oprah realmente quiere aprender de ellos y la audiencia siente que está viendo a dos personas manteniendo una conversación real, en lugar de a un experto interrogando a alguien sobre su historia.

Esa autenticidad es la razón por la que Oprah es una personalidad tan fiable. Su lenguaje corporal y sus expresiones faciales coinciden con las palabras que salen de su boca.

Fuente: INFOBAE

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.