El Ministerio de la Mujer reitera tolerancia cero frente a la violencia contra las mujeres, adolescentes y niñas

Compartir

Santo Domingo.- En relación a la denuncia que cursa en la Fiscalía de Santiago sobre la supuesta violación sexual a una mujer que esperaba por una cita de trabajo con el director regional de Aduanas en Santiago, Manuel Gómez, el Ministerio de la Mujer reitera su postura de tolerancia cero frente a la violencia contra las mujeres, adolescentes y niñas.

El Ministerio de la Mujer saluda la decisión de las autoridades de Aduanas de suspender de su cargo al funcionario involucrado en la denuncia, hasta que concluya la investigación que llevan a cabo las autoridades del Ministerio Público, según informó la Ministra de la Mujer en llamada que hiciera al Director General de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón.

El Ministerio de la Mujer, al igual que la Dirección General de Aduanas, esperan una investigación exhaustiva y una justicia en consonancia con el compromiso de la gestión de gobierno que encabeza el Presidente de la República Luis Abinader Corona, de asegurar a las mujeres una vida libre de violencia.

La Ministra de la Mujer, Mayra Jiménez, dijo que están en comunicación con la denunciante y brindarán toda la asistencia legal y psicológica que necesitará para enfrentar esta lamentable situación.

“En este gobierno existe una voluntad férrea de enfrentar la violencia, por lo que no nos vamos a manejar con paños tibios, independientemente de la posición que ocupen los presuntos agresores”, señaló Jiménez.

Señaló que el delito de violación sexual es uno de los menos denunciados y sobre el cual existe un alto nivel de impunidad, debido a la gran tolerancia social y complicidad frente al mismo.  En el 2020 se registraron 4,689 denuncias de delitos sexuales, sin contar con que existe un alto subregistro de estos casos en el país. Es uno de los delitos que mayor secuela e impacto deja en la vida de las mujeres, adolescentes y niñas, las cuales casi siempre no logran curar y tienen que cargar el resto de su vida con el daño que causa a su integridad y su dignidad.

Las mujeres, en ocasiones son obligadas a callar el crimen de violación sexual para preservar la imagen pública del agresor, para resguardar la reputación y el buen nombre de la familia, para preservar un empleo, para mantener un prestigio social, entre muchas otras razones que obligan al silencio, pero queremos decir a las mujeres, que denuncien esos crímenes, y que en el Ministerio de la Mujer encontrarán siempre un soporte legal y emocional.

Es vital que la sociedad y la justicia no les fallen a las mujeres que se atreven a denunciar y que más bien, el sistema les garantice una reparación integral.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir