Iglesia truena por la inseguridad y crimen

Víctor Masalles, obispo de Baní.

El obispo de Higüey, monseñor Jesús Castro Marte, criticó ayer que las quejas de la ciudadanía con el tema de la inseguridad parece que “claman en el desierto” ante la “indiferencia o incapacidad de las autoridades”.

La crítica del religioso es la última de una cadena de pronunciamientos de representantes de la Iglesia católica por la inseguridad en distintos escenarios como el del padre Félix Encarnación, quien lo hizo en un acto del presidente Luis Abinader y otros en los medios de comunicación, como el obispo de Baní, Víctor Masalles. “Parece que los ciudadanos estamos como el profeta Isaías con el tema de la delincuencia y la inseguridad ciudadana “gritando en el desierto”, ante la indiferencia o incapacidad de las autoridades para dar respuesta a esta problemática que mantiene a la ciudadanía atemorizada”, escribió Castro Marte ayer lunes en su cuenta de Twitter. La pasada semana el religioso envió un comunicado a los medios alertando de que ese debería ser un tema tratado en el diálogo nacional que se desarrolla en el Consejo Económico Social (CES) el tema debe ser abordado por ser el de mayor preocupación de la población.

“No podemos darnos el lujo de que la delincuencia continúe tomando más terreno, que mantenga a las personas en zozobra. Me gustaría saber de dónde están sacado esas estadísticas que dicen que la violencia ha mermado, porque nos están mintiendo, o los organismos de seguridad no están haciendo bien su labor”, dijo en un comunicado.

El padre Encarnación hizo los pronunciamientos en un acto de entrega de un centro de Atención Primaria en Haina, encabezo por Abinader. “Estamos asustados, aunque confiamos en Dios y estaremos con él en los cielos, mientras tanto en esta tierra y hermosa patria de 48,448 km no hay un metro ni siquiera cerca del Palacio donde estemos seguros”, manifestó. Otro sacerdote como Rafael Delgado Suriel (padre Chelo), criticó al gobierno por otros temas.

Advierten es prioridad el tema de la inseguridad 

“La delincuencia es el problema número uno, las encuestas dicen que es el primer problema a resolver: la delincuencia, y sin embargo... aquí estamos hablando de hacer una reforma, de doce reformas, y aquí lo que tiene que haber es una reforma en los problemas que la ciudadanía entiende que son principales”, dijo en entrevista a elCaribe y CDN el obispo Masalles, al agregar que por la inseguridad las personas tienen que caminar con “ocho ojos”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.