Los retos de las ayudas sociales: llegar a los pobres y despolitizarlas

La iniciativa del Bono Navideño terminó con largas filas para acceder a una caja.

El gobierno del presidente Luis Abinader ha dado un paso más para dignificar la entrega de ayudas a los más necesitados al sustituir la tradicional caja de Navidad por un bono navideño. Pero esas iniciativas todavía tienen como retos garantizar que lleguen a los más necesitados y eliminar el factor político que muchas veces desnaturaliza la esencia de esos programas.

En el 2020 el gobierno estrenó la iniciativa y distribuyó un millón de bonos navideños por un monto de mil 500 pesos cada uno y este año la cantidad de tarjetas será un millón 700 mil por el mismo monto.

Lo que sigue igual es el mecanismo de distribución de esos recursos que se sigue haciendo a través de los legisladores, funcionarios municipales, gobernaciones, entre otras entidades, un tema que sigue generando críticas de si efectivamente las ayudas llegan a los más necesitados y si no se hace con criterios políticos.

Por ejemplo, Según los datos del Gabinete de Políticas Sociales, las tarjetas a los alcaldes, regidores y directores de distritos se entregaron a través de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu). El pasado año los ayuntamientos recibieron 77 mil bonos especiales, pero la lista de alcaldías beneficiadas no incluyó la de Santiago, que dirige el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con Abel Martínez como titular. La información la confirmó Grey Núñez, funcionario de la Alcaldía de Santiago.

Sin embargo, el alcalde de Santo Domingo Norte de ese mismo partido y luego pasó a la Fuerza del Pueblo, Carlos Guzmán, recibió mil bonos especiales. También otros alcaldes del PLD recibieron tarjetas para distribuir.

En la Cámara de Diputados, los legisladores del PRM recibieron más tarjetas del bono especial que sus colegas de otros partidos, según confirmaron algunos congresistas consultados y que pidieron reserva de sus nombres.

La práctica no es nueva, así ocurría en los tiempos en que el PLD controlaba el poder y antes lo habían practicado el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

De hecho, en la primera experiencia de ese nuevo modelo de entrega de ayudas, en diciembre del 2020, en las redes sociales rodaron imágenes y videos en los establecimientos comerciales en que se observa a una sola persona con múltiples tarjetas aunque el sistema solo permite una por persona.

El director del Gabinete de Políticas Sociales, Tony Peña Guaba, confirmó ayer que para este año la distribución se hará bajo un esquema similar. Explicó que los bonos que se distribuirán a través del Programa Supérate y otros del Gabinete harán la entrega por casa.

Las personas que serán beneficiadas serán identificadas en el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben). Igualmente, informó que en los próximos días informará de manera oficial cuál será el monto que recibirán más de un millón 350 mil personas registradas en el programa Supérate.

La evolución de las ayudas sociales inició hace 15 años

La innovación que introdujo el gobierno de Abinader para la entrega de ayudas, es la más reciente de una serie de novedades desde el 2005. El primer gran avance ocurrió en el 2005 cuando fue creado el programa Solidaridad que entrega las ayudas monetarias a través de tarjetas y otros beneficios como Bonoluz y Bonogás. Esos cambios se iniciaron en el segundo gobierno de Leonel Fernández, pero continuó la práctica de entrega de cajas que siempre generó críticas. Danilo Medina no entregó cajas personalmente en su gobierno, pero sí se distribuían.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.