OMSA dará servicio a Medio Ambiente

Autobuses que transportan empleados de Medio Ambiente aparcan en el Mirador Sur.

El ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Mimarena) rescindió su contrato con la empresa de transporte que ofrecía servicios para el traslado de su empleomanía y ahora utiliza unidades de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA).
La información la ofreció la directora de comunicación de esa institución, Katia Gutiérrez y expresó que la decisión se tomó en vista de que muchos de esos empleados viven en zonas alejadas como Invivienda, La Isabelita, San Isidro, Los Alcarrizos, Villa Mella y otras localidades.

“Más adelante se estarán ofreciendo todos los detalles de la visión que tiene el Gobierno dominicano con el transporte de las instituciones públicas”, comunicó Gutiérrez.

En una edición pasada de elCaribe se publicó que Mimarena incurría en gastos millonarios por transporte de empleados y que se extendía a través de cada cambio de gobierno y a su vez con la renovación de los ministerios que componen el Estado.

A la compañía de transporte de ese entonces Encarnación Reyes SRL se le contrató 14 autobuses de 60 pasajeros para transportar diariamente a los empleados.

Por el servicio de recoger y llevar empleados durante un plazo de ocho meses, este ministerio pagaba a esa compañía un monto global de 11 millones de pesos por un plazo de ocho meses.

Ante ese contexto, elCaribe precisó que de continuarse con los procesos de licitación y de mantenerse el monto de 11 millones de pesos por servicio prestado de transporte por un plazo de cuatro años (período en que finaliza una gestión), el gasto ascendería a 66 millones de pesos, por lo que esa institución pudiera haber adquirido su propia flotilla de autobuses.

También, se consultaron varios concesionarios de guaguas en las que se constató el precio para adquirir ese tipo de vehículos en diferentes condiciones, ya sea nuevo, seminuevo o usado, así como dependiendo su año de fabricación.

De manera general, se pudo confirmar la posibilidad de adquirir un autobús de 60 pasajeros desde 30 mil dólares (un millón 700 mil pesos), hasta 90 mil dólares (cinco millones 130 mil pesos).

En vista de esto, son altas las posibilidades de que esta instancia compre su propia flotilla, lo que resulta conveniente a largo plazo.

En la actualidad, se comprobó que hay cinco autobuses de la OMSA y uno que parece de una compañía particular privada.
Taponamientos siguen en avenida Luperón

Pese a que el ministerio de Medio Ambiente redujo la cantidad de autobuses que transportan a sus empleados y que provocaban fuertes taponamientos en la avenida Luperón, continúan los atascos.

El espacio que ocupaban esas unidades ahora está siendo utilizado por vehículos particulares, quienes aparcan en la intersección de la Luperón con Cayetano Germosén y a lo largo de la avenida Mirador Sur.

Antes y durante las horas pico esos puntos son intransitables debido a que también otros servidores públicos de esas instituciones estacionan sus vehículos a lo largo de esas avenidas.

La falta de estacionamiento se hace mayúscula tanto para el ministerio de Medio Ambiente y de Turismo, al visualizar el interior de esas instituciones se comprobó que el espacio disponible no da abasto para la alta demanda.

En una ocasión, el ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, reconoció los inconvenientes de movilidad que se presentan en ese lugar por el flujo de personal y de autobuses.

El incumbente dijo en ese momento que el mejoramiento de los parqueos es una de las tareas pendientes de su gestión.

El tema de los estacionamientos sigue siendo un dolor de cabeza para los ciudadanos, pero en especial para las instituciones del Estado, que también tienen un amplio personal de labores que acude en vehículo propios o utiliza una de las tantas unidades de transporte que ofrece la institución y que al igual necesitan un espacio para aparcar.

Como parte de la solución al tema de los parqueos han sido presentadas propuestas de parqueos públicos. No obstante, para el Ministerio de Medio y Turismo aún no se da a conocer ninguna propuesta ni alternativa.

Mientras tanto se prolonga el caos vial y estrés en esas zonas.
La avenida Gregorio Luperón es una de las vías más utilizadas para el desvío de camiones, y demás vehículos de carga y que sumado al tráfico habitual de automóviles, se convierte en unos de los puntos más tediosos para circular.

Los usuarios de esa avenida expresan de forma recurrente el dolor de cabeza que representa transitar por esa ruta, y como son testigos de cómo pasa el tiempo sin que las autoridades competentes tomen acción al respecto.

“Si eso son los parqueos que utilizan instituciones del Estado: la calle, entonces estamos feos porque ellos son los primeros que deben predicar con el ejemplo y buscar un lugar más apropiado”, expresó un usuario.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.