¿Se aplica la lógica empresarial en el nuevo gobierno?

Compartir
Luis Abinader se ha hecho acompañar de empresarios en su gabinete.
Actual Administración ha colocado a empresarios en puestos claves. Voces dicen “Estado no es una empresa”

No es un secreto que el presidente Luis Abinader, además de su condición de político, es un empresario y que además, le acompañan en la Administración pública funcionarios sin militancia política y que provienen del sector privado.

A tan solo 52 días de gobierno, dos temas han causado revuelo en la ciudadanía y la opinión pública: la reforma del Estado anunciada por el ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, la cual incluye privatizar algunas instituciones y vender acciones otras, y ahora, el proyecto de Ley de Presupuesto para el 2021 que contempla aplicar nuevos impuestos.

Algunas voces han resaltado que la experiencia de Estado es clave a la hora de asumir las riendas de un país, pero también lo es el rodearse de un equipo que sepa separar la lógica empresarial de lo público, sobre todo cuando funcionarios claves y muy cercanos al actual gobernante, provienen del ámbito empresarial y se estrenan en el tren gubernamental.

Sobre el Proyecto de Ley de Presupuesto 2021, el mismo ha sido atacado en aspectos como gravar el sueldo navideño. En este caso, Pepe Abreu, la Fuerza del Pueblo, en las voces de Domingo Jiménez, titular de la Secretaría de Asuntos Laborales y del exvicepresidente Rafael Alburquerque, conocedor del tema, entre otras voces, advirtieron que el artículo 222 del Código Laboral prohíbe gravar el sueldo 13. “El salario de Navidad no es susceptible de gravamen, embargo, cesión o venta, ni está sujeto al impuesto sobre la renta”, cita el Código.

Suele causar temor que empresarios asuman las riendas del Estado, ya que la lógica empresarial radica en los resultados de costo-beneficio para incrementar su capital, algo que en el manejo de lo público no aplica porque desde allí se debe gobernar para todos, no para un sector específico.

Ante todo lo antes expuesto, cabe preguntarse: ¿Aplica el nuevo gobierno y su equipo la lógica empresarial en la Administración pública? La interrogante surge a raíz de lo expuesto y de opiniones en torno al manejo del Gobierno.

“No se puede pensar que el Estado es una empresa”
“El hecho de que en el Gobierno haya muchos grupos de intereses y empresarios, incluso, ocupando posiciones importantes, así como representantes de grupos empresariales, da la sensación de que la actuación y la forma en que se elaboran las políticas públicas podrían alejarse un tanto de lo que es la naturaleza del Estado”, es la opinión del economista Antonio Ciriaco.

Explicó que el Estado hay que verlo desde un conglomerado donde siempre debe buscarse el consenso y que es obvio que no se debe actuar como si se estuviese en una empresa privada.

“Entendemos nosotros, que en cualquier decisión que se tome, y más cuando se trata de políticas públicas impositivas, siempre hay que buscar el consenso no solo de la cúpula empresarial, sino también de las asociaciones de trabajadores y la sociedad civil”, manifestó.

Señaló que la sociedad dominicana ha cambiado mucho y que hay un sector de clase media empoderado, por lo tanto, “cualquier medida que se tome no puede hacerse a modo unilateral”.

“No se puede pensar que el Estado es una empresa. Si se piensa así, se toman medidas verticales, jerarquizadas y no políticas públicas de carácter horizontal tomando en consideración que cada ente es independiente, pero que cada ente tiene la misma igualdad de oportunidades”, señaló Ciriaco.

No es legal incluir impuestos en un Proyecto de Ley de Presupuesto

Para el economista Guillermo Caram, una reforma tributaria dentro del presupuesto no es una práctica legal ni económicamente sana.

Explicó que de conformidad con el artículo 37 de la Ley 423-06 Orgánica de Presupuesto, las disposiciones contenidas dentro de un presupuesto sólo son válidas para el ejercicio presupuestario para el que es formulado.

“En consecuencia, las disposiciones tributarias solo serían válidas para el 2021 transmitiendo en consecuencia desconfianza por incertidumbre a los agentes económicos en sus decisiones de inversión y en sus cálculos de costos y precios; al no saber cuáles serán las reglas tributarias que reforman para años posteriores”, dijo.

Advirtió que todo freno en la inversión de los agentes económicos, se refleja en la disminución de puestos de trabajo a crear y en la reactivación de la economía.

Una lección para el Gobierno

Los economistas consideran, que sin duda alguna, el ruido reciente sobre las medidas impositivas incluidas en el Proyecto de Ley de Presupuesto 2021, ha sido una lección que ha llevado al Gobierno a rectificar.

Saludaron que el presidente Luis Abinader escuchara los reclamos de la población, pero también invitaron a su equipo económico, a entender que los impuestos hoy en día se discuten.
Resaltaron que hace falta una política de comunicación que explique lo que pretende hacer el Gobierno.

Algunos puestos claves los ocupan empresarios

Cabe destacar a algunos funcionarios que forman parte del tren gubernamental que provienen del mundo empresarial, en algunos casos, se estrenan en la Administración Pública. La vicepresidenta Raquel Peña, proviene del sector privado, lo que se le resaltó cuando Luis Abinader la anunció como su compañera de boleta. Lisandro Macarrulla, ministro de la Presidencia, expresidente del Conep. El actual ministro de Hacienda, Jochi Vicente, expresidente de ANJE y exmiembro de la junta de directores del Conep. Celso Marranzini, es director honorífico del Gabinete Eléctrico. El exalcalde David Collado, actual ministro de Turismo, quien tiene vínculos directos con la familia Vicini. La actual directora del CEI-RD, Viviana Riveiro, exdirectora de ANJE, luego pasó a ser parte de la Junta Directiva y en el 2014 fue su presidenta. En lo estatal fue secretaria del Ayuntamiento del DN y trabajó como asesora del Indotel.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir