Vergonzante y vergonzoso no son sinónimos

Vergonzante y vergonzoso
Vergonzante y vergonzoso

Los términos vergonzante vergonzoso no son sinónimos, por lo que se recomienda no emplearlos indistintamente.

En los medios de comunicación pueden encontrarse frases como «Otro partido vergonzante, otra derrota», «Se está produciendo una de las catástrofes humanitarias más vergonzantes de nuestro tiempo» o «Fue sometido a todo tipo de vergonzantes vejaciones hasta el punto de cortarle los genitales en medio de las risas de todos los presentes».

El Diccionario panhispánico de dudas aclara que vergonzante es ‘algo que se oculta por vergüenza’ («Ahí está la pobreza oculta, la pobreza vergonzante, invisible») y, dicho de una persona, aquella ‘que pide limosna de manera encubierta’: «Aunque no lo parece, es un pobre vergonzante».

Por su parte, vergonzoso es aquello ‘que causa vergüenza’ («Tuvo un comportamiento vergonzoso») y, referido a una persona, que es ‘tímida o que se avergüenza con facilidad’: «Es un niño vergonzoso».

Teniendo en cuenta lo anterior, conviene emplear con precisión ambos adjetivos a fin de evitar ambigüedades y malentendidos; por ejemplo, no es lo mismo un voto vergonzoso, esto es, aquel que produce vergüenza, que un voto vergonzante, que es el de aquella persona que vota a favor de un partido, pero oculta o no se atreve a expresar abiertamente su inclinación política.

Así pues, en los ejemplos iniciales lo apropiado habría sido escribir «Otro partido vergonzoso, otra derrota», «Se está produciendo una de las catástrofes humanitarias más vergonzosas de nuestro tiempo» y «Fue sometido a todo tipo de vergonzosas vejaciones hasta el punto de cortarle los genitales en medio de las risas de todos los presentes».

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.