PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
ESCUCHA ESTA NOTICIA

Por estos días una polémica tiene lugar en medios y redes sociales, que pone en el centro de la mira a Caribbean Cinemas.

Los enemigos de la Ley de Cine se soban las manos por estos días. Sonríen pícaramente. Susurran aquella canción del Caballero de la Salsa: “Yo la agarro bajando”. Flaco favor se le hace con suposiciones y opiniones que dañan el trabajo de cientos de personas vinculadas a la industria cinematográfica.

Una de las cosas que se han dicho es que la empresa Caribbean Cinemas, líder en salas de cine de República Dominicana, “viola la ley de monopolio”.

En primer lugar, en República Dominicana no existe una “ley de monopolio” o algo parecido. Pero además, si existiera tampoco la estaría violando. Principalmente porque hay otras empresas en el país que ofrecen lo mismo.

En segundo lugar, la empresa que está llamada a ser la competencia para Caribbean Cinemas, lamentablemente está rezagada. A pesar de que tiene la mayor cantidad de la distribución de filmes de grandes multinacionales.

Sería muy positivo que la cadena Palacio del Cine se ponga las pilas y logre una mejor gerencia de sus posibilidades dentro de la industria cinematográfica.

En tercer lugar, es verdad que lo que es legal no siempre es ético.

En el nudo de la polémica

Partiendo de esa premisa, elCaribe se dio a la tarea de indagar acerca del meollo del asunto traído y llevado en estos días en medios dominicanos y chats. ¿Ha invertido Caribbean Cinemas de lo que tienen que pagar de impuestos, en las películas que han producido? De ser positivo no sería ético y posiblemente se estaría violando algún recodo de la Ley de Cine.

Pues tampoco.

Es imposible, por otra parte con la cantidad de filtros que tiene la industria cinematográfica, desde la Dirección General de Cine, el Consejo Intersectorial para la Promoción de la Actividad Cinematográfica (CIPAC) y la Dirección General de Impuestos Internos.

DGCine, la mayor autoridad del país en materia de cine, confirmó a elCaribe que Caribbean Cinemas no ha invertido en ninguna película que haya producido.

Partiendo de este punto. Indagamos en cuáles películas Caribbean Cinemas ha invertido. Según datos solicitados a la propia empresa, esta enumeró los siguientes: Dos policías en apuros (2016, dirigida por Francisco Disla, “El Indio”); Reinbou (2017, Andrés Curbelo, David Maler); Loki 7 (2017, dirigida por Ernesto Alemany), Carta blanca (2021, Pedro Urrutia); Veneno (2018, Tabaré Blanchard) y A tiro limpio (2023, Jean Guerra), entre otras.

Algunas de estas películas aún no se han proyectado en las salas de cine dominicanas.

Es verdad que Caribbean Cinemas exhibe, distribuye y produce. Pero eso es más normal que lo que se pueda pensar. Cinépolis, la cadena mexicana, una de las más importantes del mundo, tiene miles de pantallas, no solo en México sino en Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Costa Rica, Argentina, Perú, Chile, Brasil, Colombia, Estados Unidos, España, India y Arabia Saudita.

Cinépolis, además de exhibir y distribuir, produce películas, como Perfectos desconocidos, de Manolo Caro.

Sobre Caribbean Cinemas

En enero del 2019 Caribbean Cinemas celebró 50 años de su primera sala de cine en República Dominicana.

Otros territorios en el Caribe, incluidos St. Thomas, St. Croix, Trinidad, St. Maarten, St. Lucia, St. Kitts, Antigua, Aruba y más reciente a Guadalupe y otros estados de Centro y Suramérica como Guyana, Panamá y Bolivia, arrojan un total de 68 cines en 14 países, que pertenecen a la empresa.

En República Dominicana Caribbean Cinemas ha invertido en distintos tipos de salas y tecnologías: salas tipo estadio, cines temáticos, proyección digital y láser, sonido Dolby Atmos y los nuevos formatos de salas Premium como CXC, 4DX y VIP.

Posted in A & E
agency orquidea

Más contenido por Alfonso Quiñones