Unos Óscar de gran calidad, ¿unos Óscar sin sorpresas?

Los Óscar.

Nadie duda de que la cosecha del cine de 2019 fue excepcional, pero los Óscar de este domingo llegan con favoritos claros (y casi incontestables) en muchas categorías y con solo Parasite como potencial sorpresa a una 1917 que tiene todos los boletos para ganar la estatuilla de mejor película.

Sobre el papel, Joker, con once nominaciones, parte con ventaja para la ceremonia que se celebrará en el Dolby Theatre de Los Ángeles (EE.UU.) justo por delante de 1917, The Irishman y Once Upon a Time... in Hollywood, todas ellas con diez candidaturas cada una.

Pero la realidad es que la temporada de premios de Hollywood, más breve y estresante de lo normal por la temprana fecha de estos Óscar, ha delimitado mucho las carreras a las estatuillas hasta dejar a algunos aspirantes que prácticamente acarician los galardones y a otros que solo pueden soñar con dar la campanada.

1917 ha sido la absoluta dominadora desde su triunfo en los Globos de Oro (mejor película dramática) y se postula como la gran favorita para el reconocimiento a la mejor cinta. La maravilla bélica de Sam Mendes reforzó sus aspiraciones con sus victorias en los Bafta y en los premios del Sindicato de Productores (PGA), que es el mejor trampolín para la categoría reina de los Óscar: en los últimos diez años, el ganador del PGA a la mejor película se acabó llevando la estatuilla más codiciada de la Academia de Hollywood en ocho ocasiones.

Solo el inesperado y sensacional fenómeno de la surcoreana Parasite, que tiene seis nominaciones en total, parece capaz de arrebatarle ese Óscar a 1917.

Parasite, que hizo historia al ganar el premio al mejor elenco en las distinciones del Sindicato de Actores (SAG), se convertiría así en la primera cinta en un idioma diferente al inglés en coronarse con el gran reconocimiento de los Óscar.

Junto a 1917 y Parasite están nominadas a mejor película las también excelentes Once Upon a Time... in Hollywood, The Irishman, Ford v Ferrari, Jojo Rabbit, Joker, Little Women y Marriage Story.

Otro Óscar que también roza 1917 es el de mejor director para Sam Mendes, que es candidato a este premio, sin mujeres nominadas, junto a Martin Scorsese (The Irishman), Quentin Tarantino (Once Upon a Time... in Hollywood), Todd Phillips (Joker) y Bong Joon-ho (Parasite).

La fenomenal técnica tras la cámara de Mendes ya se llevó el Globo de Oro, el Bafta y el premio del Sindicato de Directores (DGA) al mejor director. En la última década, todos los que recibieron el máximo galardón en los premios DGA repitieron como mejor dirección de los Óscar salvo en 2013.

Los favoritos en las actuaciones

Tampoco se esperan sorpresas, a priori, en los apartados de actuación. Joaquin Phoenix y su impresionante “Joker” han arrasado en los Globos de Oro, Bafta y SAG para desgracia de un extraordinario Antonio Banderas en Dolor y gloria (primera nominación al Óscar del español). Renée Zellweger ya ha hecho hueco para su segundo Óscar gracias a su aclamado papel de Judy Garland en “Judy”, y Laura Dern tiene todos los ases en la manga para llevarse el Óscar como actriz secundaria por la astuta abogada de “Marriage Story”.

De Brad Pitt y estos Óscar se saben dos cosas casi con absoluta seguridad: que se llevará la estatuilla al mejor actor de reparto por “Once Upon a Time... in Hollywood” y que su discurso será uno de los grandes momentos de la gala.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.