Viña del Mar cierra a ritmo de música urbana

Compartir

Los reguetoneros boricuas Zion y Lennox y la agrupación juvenil latina CNCO fueron los encargados de poner el broche de oro a la edición número 59 del Festival de Viña del Mar, uno de los eventos musicales más populares de Latinoamérica.

La cartelera de la última jornada del certamen estuvo pensada para los más jóvenes, como el público de CNCO, una banda con apenas dos años de historia que ya ha cosechado numerosos premios con canciones como “Reggaetón lento” y “Hey DJ”, que no faltaron en su repertorio de anoche; mientras que Zion y Lennox aprovecharán su actuación en el festival para presentar su última canción, “La Player”, así como sus conocidos temas como “Otra vez”, “Pierdo la cabeza” y “Embriágame”, entre otros. El festival ha tenido varios puntos álgidos desde su inicio el martes pasado. El gran éxito de la primera jornada fue el español Miguel Bosé, que se subió al escenario de Viña del Mar por décima vez, más que ningún otro artista en la historia del certamen.

El protagonista de la segunda noche fue el puertorriqueño Luis Fonsi, aclamado por el público con una mezcla de sus clásicas baladas y los temas más movidos como el exitoso “Despacito”, que interpretó sin el reguetonero Daddy Yankee. El miércoles, en la llamada “noche anglo”, el espectáculo más ovacionado fue el del grupo británico Jamiroquai, que ofreció un variado repertorio desde el funk al electropop. La cuarta noche estuvo dominada por el dúo mexicano Jesse & Joy y el cantante de origen dominicano Prince Royce, mientras que lo más destacado de la penúltima jornada fue el concierto del colombiano Carlos Vives, que cantó algunos de sus éxitos clásicos y aprovechó para subir al escenario a otros artistas como Sebastián Yatra y ChocQuibTown.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir