Desde sus primeros años en la escena artística nacional, Clara Ledesma mostró su gran talento, no solo como dibujante, sino también como una gran colorista, capaz de experimentar en diferentes soportes y medios.

Continuando con su trayectoria, cabe destacar que en 1957 presentó una selección de trabajos en la recién inaugurada Galería Auffant, y participó al año siguiente en la IX Bienal Nacional de Artes Plásticas de Santo Domingo.

En 1961, Clara fijó su domicilio en la ciudad de Nueva York, donde se dedicó junto a la artista Ada Balcácer al estampado de telas, práctica que llevó más tarde a su arte desarrollando múltiples collages. Y, al tiempo en que se encontraba establecida en la Gran Manzana, mantuvo su vínculo con la República Dominicana, participó en 1963 en la XI edición de la Bienal Nacional de Artes Plásticas, donde alcanzó el Segundo Premio de Pintura por la obra “Casetas” y el Primer Premio de Dibujo con la pieza “Fragmento”. En 1964 comenzó el concurso de arte Eduardo León Jimenes, celebrado en el Ateneo Amantes de la Luz, donde la artista fue merecedora del Segundo Premio de Dibujo con la obra “Eco atávico”. Cada año fue marcando un nuevo hito en la carrera de Ledesma, integrándose al colectivo que expuso en 1965 en la Galería de Arte Andre’s en Santo Domingo, exhibiendo meses después doce dibujos y doce pinturas de forma individual en ese mismo espacio. Muchas de las muestras individuales y colectivas revelan la decisiva transformación de la artista, quien expuso de manera individual y colectiva en numerosos espacios en su país de origen, también en España, México, Canadá, Francia, Cuba, Haití, Venezuela, Argentina, Puerto Rico, Curazao, Brasil y Estados Unidos.A través de sus obras, Ledesma nos invita a reflexionar sobre la belleza, la identidad y la esencia misma del ser humano. Su impacto perdura, recordándonos que el arte tiene el poder de transformar nuestras vidas y de conectar nuestras experiencias más profundas. En el centenario de su natalicio, celebramos su vida y su obra, honrando su memoria y su contribución invaluable al mundo del arte. Continuará.

Posted in Crítica Arte

Más de cultura

Las Más leídas