Lucy

Si usted cae en las redes de este filme que lanza como verdad esa auténtica baboseria de que el ser humano solo usa el 10% de su capacidad (premisa del filme), entonces es seguro que lo verá, y al terminar se sentirá que le han timado. Pero si es amante del cine de acción con elucubraciones científico-tecnológicas, pues es posible que le retrotraigan a obras maestras como “2001: odisea del espacio” o a la simpática brutalidad de otro filme de este cineasta: “The Professional”. Lo dominante en este filme, aparte de su estúpida premisa, es la vivacidad narrativa que no da tiempo a reflexionar sobre las necedades “científicas” puestas a lo largo de la historia. Es un tipo de cine decididamente kitsch, de mal gusto, aunque guste a una buena parte de la platea. Es exageradamente trash, se convierte en loa de todo lo que debe ser destruido con violencia. Por momentos se nos ocurre pensar que si una mente empieza a ser usada más allá de un 10%, inmediatamente nos viene a la memoria los grandes genios de la humanidad, los maravillosos artistas, grandes científicos, es decir que bien pudo convertirse en un drama más que en una pasatiempo del tan propalado cine comercial trash. Bien pudo dirigirse a presentar un personaje cuya actividad mental le rindiera grandes beneficios o la conquista de vacunas contra enfermedades catastróficas. El filme puede engañar de presunción científica y hasta de buenos pasajes poéticos, pero el asunto es que la norma es hacer inmersión en todo lo pobre de un cine para un público que precisamente no use siquiera un 2% de su cerebro, para hacer una parodia de la premisa. Por tanto, el guión está dirigido a individuos que no tienen gran sentido de concentración. Reproduce hasta la saciedad dinámicas de personajes clichés donde no existen motivaciones creíbles. A final de cuentas Lucy no dice nada, ni como personaje, ni como premisa, ni mucho menos da muestras de un director que en sus inicios daba la idea de prometer la conjunción entre el cine de autor y el cine comercial tipo Hollywood. No es el tipo de películas que le importe el público, ni que lo quiera, ni que pretenda dejar algo interesante. El tipo de porquería elíptica que suele influenciar a infantiles `cineastas´ sin norte del aparatoso cine dominicano que suele copiar todo lo fatal de lo tosco del cine comercial. En Netflix. l
HH Guión y dirección: Luc Besson. Género: Ciencia ficción, acción. Duración: 86 minutos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.