The VVitch: A New-England Folktale

Compartir

Familia de inmigrantes ingleses en una granja rodeada por un denso bosque, exiliados por autoridades de la comunidad en que vivían, luego de un juicio político-religioso, es decir, de una familia que profesa el cristianismo y que es execrada por el puritanismo de inicios del siglo XVII. Se desarrolla la trama en el 1630, en Nueva Inglaterra (en lo que hoy es el nordeste de USA), para entonces una región de colonias integrada por inmigrantes ingleses en un período en que ya Inglaterra se había distanciado de la iglesia católica y la influencia del cristianismo, instigados por el calvinismo y el luteranismo que no reconocían al Papa como representante de Dios en la tierra. La narrativa se concentra en exponer las representaciones de culpas y el mal de la moral: cualquier desgracia física o crisis o daños en su cotidiano se debe a un castigo divino debido a algún pecado cometido. Es así como el filme ejecuta lo puntal de su narrativa para mostrarnos la manera en que la culpa construye paranoias que refleja en pánico ante aquello que la enflaquecida gnosis no consigue explicar. La atmósfera es construida con pedazos el mundo objetivo, cuestiones analógicas, desplegando el miedo ante nuestros ojos a partir del aislamiento, de un exilio, y de una intercomunicación entre el ser interior y el mundo físico que les rodea. La culpa se expresa en una confesión de pecado. “He sido ociosa en mi trabajo, he desobedecido a mis padres, he descuidado mis rezos. En secreto, no he guardado tu domingo, y he roto tus mandamientos en mi mente. He seguido los deseos de mi voluntad y no al espíritu santo. Sé que merezco vergüenza y miseria en esta vida y el fuego infernal eterno”; dice una chica en su rezo, mostrando la ideología inculcada al trabajador, muy diferente a la de la realeza que incluso recibía bendición y la corona de semidiós de manos del Papa. El desenlace final es una fábula que sirve de ilustración del pasaje en que Dios habló a Abraham para que matara a su propio hijo y ofrecérselo en una hoguera como señal de obediencia. Y al aceptar asesinar a su hijo le dice: “que no hay nadie a quien más quieras que yo, en realidad ya no tienes que hacerlo. Basada en leyendas, cuentos y documentos de juzgados. El guión, las actuaciones, la dirección, la banda sonora apropiada, la música, los encuadres, el montaje sin trucos clichés de películas anodinas del terror, hacen de la puesta en escena una deleitosa experiencia. En Netflix.
HHHH Género: drama de terror y religión.
Duración: 92 minutos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir