“Hay cuadros que se quieren más que otros sin lugar a dudas”

El artista considera que “la dificultad más grande que enfrenta un artista es la de encontrarse a sí mismo, a través de lo que hace”.

La labor cultural del artista plástico Máximo Caminero navega ya por más de treinta años entre la pintura y las letras. En sus obras se perciben raíces taínas del Caribe, su misterio, su luz y su sombra. Sus escritos tocan temas filosóficos, políticos, cotidianos, anecdóticos, entre otros. “No tengo un tema favorito, mi obra más reciente es la misma de hace treinta años, ya que navego en ese misterio sin hallarlo”, manifestó el artista, nacido en Santo Domingo, pero con su residencia establecida en Miami, Florida. De acuerdo a Caminero, hay cuadros que se quieren más que otros y evocan sentimientos, ya que están más conectados y se hicieron con más honestidad, “pues el momento de su realización estuvo más ligero de energías pesadas y la energía reinaba”.

¿Si sus obras pudiesen hablar, qué dirían sobre el artista?
Sobre mi dirían bastante, mejor es que sigan en su silencio ajeno. Estoy convencidísimo de que lo que podrían parecer “garabatos” son en verdad los momentos y situaciones vividos…solo que en un lenguaje “estelar”.

¿Qué le parece el arte actual, cree que todo vale?
¿El arte actual? Pienso que ya no existe arte, que todo se ha transformado y develado a lo que realmente es, y me refiero a la puerta de entrada a otras dimensiones. La escuela teosófica fundada en 1875, por Helena Blavatsky, pudo haber pasado desapercibida para “ese mundo del arte”. Sin embargo para muchos “algo más despiertos” estamos convencidos que todo este “arte actual”, que nadie entiende, se hace presente en el dialogo íntimo del médium, que es “el artista”, y nos comunica el grado de espiritualidad en el que este navega y logra alcanzar. ¡Todos! Podríamos pintar en estos días ¿y a “eso” llamarle arte? ...No, eso se llama “la dimensión” en la que esta cada cual navegando…de que vendamos eso y nos sirva para vivir…pues no está mal.

¿Qué elemento es la base para el contenido de sus cuadros?
El contenido de mis cuadros los sitúo en la “geometría sagrada”, todo es geométrico, lo que se ve y lo que no. En el diseño encontrado en diversas pirámides llamado “la flor de la vida”, está contenida la o las respuestas a este misterio absurdo que es la vida…por lo menos en esta “realidad” en la que vivimos o soñamos.

¿Considera que es necesario tener una técnica para pintar o por el contrario todo vale?
La técnica es importantísima, ya que con ella solemos llamar arte a esa abstracción que hacemos. Sin ella, los garabatos no nos mostrarían “nítidamente” la dimensión alcanzada, es decir, como si la pantalla de la televisión tuviera una interferencia, algo por el estilo.

¿Se identifica con alguna clasificación pictórica?
La “clasificación” pictórica mejor la llamaría como: “la dimensión” que me identifica. Aquí, la han llamado “surrealismo”. En literatura seria “realismo mágico”. Navego en una dimensión alcanzada ya por otros creadores nacionales, Giudicelli, Tovar, Guadalupe, Oviedo. Y extranjeros, Lam, Matta, De Szyszlo, Tamayo. Nos parecemos, y solo nos diferenciamos en la “caligrafía”. Pero es el mismo lenguaje.

¿Qué le atrapa como tema?
No tengo un tema favorito, mi obra más reciente es la misma de hace treinta años, ya que navego en ese misterio sin hallarlo.

¿Su obra más reciente y que trata?
Trabajo un cuadro a la vez y corrido. No puedo dejar que el “gesto”, quien es el que capta el mensaje, se diluya en el tiempo, ya que se transformaría en “otra” cosa.

¿En su forma de trabajar, alterna simultáneamente diferentes obras?
La obra se va haciendo sola, uno colabora sugiriendo colores y uno que otro detalle para “equilibrar”. Una cosa es la que uno piensa y otra es la que sucede…por lo menos en mi caso y es agradable, ya que cada obra es una sorpresa, una ventana que imaginaste, pero que nunca la viste hasta que la abriste.

¿Hay días mejores para pintar, como en toda creación artística?
Hay momentos mejores para crear, para amar, para cantar, ¡correr… si! Recordemos que somos una nave conformada de carne, que además le agregamos sentimientos. Que pereceremos de este estado y lo que existe dentro, escapará para regresar de donde vino. ¿De dónde vino?. Solo eso que llamamos arte nos da la respuesta. Una respuesta difusa y ajena. En otras palabras, estamos fuñíos como quiera que lo veamos. Hay que morirse para entender. Por lo menos eso espero.

¿Hay cuadros que se quieren más que otros?
Hay cuadros que se quieren más que otros sin lugar a dudas. Nos evocan sentimientos, están más conectados, se hicieron con más honestidad, el momento de la realización estuvo ligero de energías pesadas, la armonía reinaba. Es decir, somos receptores de emociones que van más allá de nuestra comprensión. Lo que confirma todo esto es la atracción que sienten los demás por lo que el artista crea. Muchas veces no entendemos qué carajo son todas esas líneas y rayones, sin embargo nos gustan, y es ahí donde percibimos que lo que nuestro subconsciente hace con honestidad, logra alcanzar el subconsciente de los otros o de solo uno, porque esos o ese navega en la misma dimensión del que creo la obra y se siente conectado, ya que ambos subconscientes están en la misma sintonía. Esta es mi forma de percibir todo este asunto “del arte”.

¿Alguna obra que le haya marcado durante su trayectoria artística?
Específicamente no tengo una obra que me haya marcado, sí tengo muchas que me han sorprendido por su marcada presencia. Podría decir que la que pinté en la sabana, donde cubrieron el cadáver de mi mamá y lo que se plasmó en ella siguen provocándome cada vez que la veo.

¿Se encontró con alguna dificultad en el camino para ser artista?
La dificultad más grande que enfrenta un artista es la de encontrarse a sí mismo, a través de lo que hace. Es decir, encontrar el lenguaje que le hable sin decir nada, pero que se siente.

¿Ha llegado a la meta o aún tiene mucho que recorre?
La meta es infinita, solo si uno se cree que todo esto es lo que existe, el planeta tierra. Entonces uno se queda aquí
buscando fama y fortuna Todo eso tiene un final. La vida está más allá de las estrellas.

Opinión
Pienso que ya no existe arte, que todo se ha transformado a lo que realmente es, y me refiero a la puerta de entrada a otras dimensiones”.

Creación
No tengo un tema favorito, mi obra más reciente es la misma de hace treinta años, ya que navego en ese misterio sin hallarlo”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.