Escuelas Libres: un programa inclusivo de formación cultural

Escuelas Libres es el programa con mayor cantidad de bandas de viento y escuelas de música en el país.
Desde su creación en 2007, este proyecto inclusivo y transformador ha impactado a más de 150 comunidades

La Dirección General de Escuelas Libres es un programa del Ministerio de Cultura orientado a la creación, desarrollo y fomento del arte y oficios relacionados en los barrios y comunidades del interior del país.

Desde su creación en 2007, este proyecto inclusivo y transformador ha impactado a más de 150 comunidades, desde donde ha surgido una gran cantidad de bandas de música, agrupaciones folclóricas y teatrales, jornadas de muralización, exposiciones artesanales locales, entre otras actividades culturales.

“Estos espacios de arte en sus cuatro disciplinas: música, danza, teatro, pintura y artes aplicadas ofrecen oportunidades de desarrollo e inclusión social a sus participantes y sus comunidades, pues en ellas miles de niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad han aprendido a tocar un instrumento de música”, informó su director David Almengod.

Además, agregó que a través de este proyecto, los estudiantes pueden participar en obras teatrales, en grupos corales y de danzas, y poner el resultado de estos aprendizajes al servicio de su propio beneficio y en bienestar de la comunidad a la que pertenecen.

El también percusionista y productor Musical indicó que para poder adecuarse a las condiciones de los barrios, estas escuelas funcionan en cualquier tipo de espacio comunitario.

Según explicó, este proyecto está diseñado para brindar oportunidades donde no las hay, debido a que “no siempre un padre tiene los recursos para pagar una academia para sus hijos, porque resultan muy costosas”.

El director de Escuelas Libres manifestó que Escuelas Libres es un programa inclusivo abierto, participativo, gratuito, que no exige pasar por pruebas de talento para ingresar, ni cumplir ningún tipo de prerrequisito, sino que el niño, niña o joven tenga la habilidad y la intensión de aprender a tocar uno o varios instrumentos musicales.

“Luego de que aprenden educación inicial, a leer las partituras, los estudiantes son los que deciden por cual lo cuales instrumentos se sienten atraídos, entonces nuestros maestros se encargan de enseñarlos, pues nuestro objetivo principal es alcanzarlos y sacarlos de las malas influencias o de que no vayan a caer en ella”, manifestó Almengod, quien agregó que en Escuelas Libres lo importantes es que los estudiantes tengan el deseo y el talento de incursionar en el arte y la cultura.

Entre los instrumentos que mayormente prefieren aprender los estudiantes, Almengod destacó la trompeta, saxofón, tuba, cono francés, clarinetes, el oboe, percusión, conga, tambora, güira, entre otros que se utilizan en las bandas de música.

Localidades
La Dirección Nacional de Escuelas Libres ha logradoestablecer sus programas en 31 localidades de Santo Domingo, y en 28 comunidades del interior del país.

En Santo Domingo, cuenta con escuelas en Guachupita, Haina, Manoguayabo, Los Frailes, Los Alcarrizos, entre muchos otros barrios, mientras que en el interior del país tienen presencia en Bonao, Moca, Mao, Santiago, La Vega, Villa González, San Pedro de Macorís, La Romana, María Trinidad Sánchez, Villa González, Villa Trina, Licey Al Medio, Rio San Juan, entre otras localidades.

De acuerdo a Armengod, en ocasiones, la comunidad se encarga de facilitar los espacios para impartir los cursos, mientras que la institución les facilita los maestros, los instrumentos, vestuarios, entre otros accesorios, y añadió que en algunos casos, las madres de los estudiantes asumen el costo de la bisutería.

“Aunque el gobierno tiene la obligación de suplir las necesidades del proyecto, es importante involucrar a la comunidad, porque eso le da la sinergia y el activismo de que participen los padres, las madres o tutores de los niños”, manifestó Armengod, y añadió que “los vestuarios se quedan en la escuela para que lo utilicen los nuevos estudiantes”.

En estos programas, los padres de los alumnos también tienen la oportunidad de asistir como estudiantes a recibir clases de artesanía, bisutería, manualidades, gastronomía y joyería, a través de las cuales desarrollan habilidades que les permiten mejorar su calidad de vida.

Almengod indicó que aunque en la actualidad las clases presenciales han mermado un poco por causa de la COVID-19, los estudiantes aprovechan la plataforma del Ministerio de Educación para participar de charlas y talleres que ofrece la Escuelas Libres.

Presentaciones

Escuelas Libres es el programa con mayor cantidad de bandas de viento y escuelas de música en todo el país.

A lo largo de su trayectoria, ha realizado muchas actividades, tanto en la capital como en el interior del país. Una de ellas es el musical “Soy libre”, realizado en la Sala Enriquillo, en cuyo concierto participaron los mejores estudiantes de los núcleos de Escuelas Libres; también los conciertos “Evocación” y “Recuerdo de mi ayer”, entre muchos otros.

Además, realizaron festivales de danza entre ellos mismos y con la participación de otras escuelas de música, donde han obtenidos numerosos premios.

Escuelas Libres, también ha realizado el “Festival de Bandas”, donde los alumnos compiten frente a otras bandas de música. En estos festivales han obtenido el primero, segundo y tercer lugar.
Además, cuentan con la “Banda Nacional de Escuelas Libres”, que es su proyecto modelo, la cual agrupa a los estudiantes de mayor afinación y elevada destreza en cuanto a la ejecución del instrumento que toca. Asimismo, tienen el Taller de Dirección Orquestal, mediante el cual los alumnos aprenden hacer arreglos musicales para bandas.

Esta labor se produce con el apoyo del Ministerio de Cultura, a través del viceministerio de Creatividad y Participación Popular e Información Artística, dirigido por su viceministro Giovanny Cruz.
También, con la colaboración de la fundación suiza Musik übers Meer (Música sobre el Mar), que se encarga de donar los instrumentos musicales y de impartir cursos de ensamblado de flauta y talleres de Lutería, a través de los cuales se alarga la vida útil de los instrumentos de música.

Un poco de historia

El Sistema Nacional de Escuelas Libres fue creado por el Consejo Presidencial de Cultura a finales de los años 90, junto al Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles, Sistema Nacional de Talleres Literarios y el Sistema Nacional de Casas de Cultura. Pero es el 31 de enero de 2007 que fue transformado en Dirección General de Escuelas Libres mediante resolución del Consejo Nacional de Cultura. Para esos fines se firmó un convenio entre el Ayuntamiento, el Ministerio de Cultura y la comunidad para llevar a cabo este proyecto.

Del total de la población estudiantil, la mayor concentración se encuentran en el Gran Santo Domingo, seguida por la provincia Espaillat y San Cristóbal.

Tocar música de viento para integrarse en bandas de música ha sido uno de los puntos de mayor interés entre los estudiantes, seguido de la música típica, el piano y el violín. La segunda disciplina de mayor interés ha sido la danza contemporánea y la tercera más solicitada la pintura.

El equipo de Además de David Almengod, el equipo de Escuelas Libres lo componen Vanessa de la Rosa, encargada de Proyectos; Giselle Gabot, coordinadora Docente y Kenny Flores, fotógrafo, quienes trabajan en coordinación con las direcciones regionales y provinciales de Cultura, los ayuntamientos, las gobernaciones, las instituciones comunitarias y el sector privado.

Expansión
Escuelas Libres es un proyecto inclusivo abierto, gratuito, que no exige pruebas de talento para ingresar, ni cumplir ningún tipo de prerrequisito”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.