La Casa del Artesano: fuente de desarrollo para artistas de San Cristóbal

El artesano por primera vez tiene un espacio para desarrollarse y eso le permitirá tener contacto directo con el cliente y pero también con los mayoristas.
Matías Vargas sueña con que los artesanos puedan colocar sus productos en los hoteles y comercios a nivel nacional

La Casa del Artesano de San Cristóbal surge a través de un plan organizado por sus productores, de tener un espacio donde producir y vender artesanías y de esta forma llegar a las tiendas a nivel nacional y simplificarle al productor la transportación de sus productos.

“El artesano por primera vez tiene un espacio para desarrollarse y eso le permitirá que tenga el contacto directo con el cliente, pero también con los mayoristas, y sobre todo tener la oportunidad de sentirse valorados”, expresó su presidente, el artesano José Damián Matías Vargas, con más de 20 años de experiencia.

Según explicó, esta plaza surgió de ver la necesidad y la precariedad que pasaban los artesanos con los dueños de gift shop o almacenistas y distribuidores que abusaban de ellos por no tener un canal de distribución, ni mucho menos capacidad de colocación de sus productos en el mercado, “sin tomar en cuenta el gran sacrificio que hacen para crear una obra de arte.

Añadió que el objetivo de la casa es verlo produciendo y, posteriormente enseñarlos a vender, a que aprendan todo sobre el costo de producción de su productos para entonces enseñarlos a ahorrar y a cómo desarrollar su negocios. “Eso no quiere decir que el artesano tiene que evaluar en base a que ese producto es bonito, sino en base a un costo de producción y aplicar una constante en la ganancia para que también el que tanto el productos como el dueño de tienda, el intermediario y el turista salgan ganando.

La plaza cuenta con 12 productores de artesanías, entre ellos alfareros, artistas plásticos, joyeros, talladores de aves, de pilones, tornería, piezas especiales para la decoración de jardinería, entre otros, cada uno tiene su espacio de producción y salón de exhibición.

Objetivo

Uno de los objetivos de la Casa del Artesano es impartir talleres en las escuelas para empresas, centros educativos que deseen llevar a sus estudiantes, además poder ayudar a los jóvenes de escasos recursos económicos y darles un soporte a esos que tienen ansias de aprender un oficio, para posteriormente desarrollarse y lograr sus sueños. Con esta iniciativa buscamos que las comunidades y la sociedad pueda interactuar con el lugar y formen parte de ella.

“El papel que ocupa la casa en el circuito del arte es parte fundamental en la representación de nuestra cultura, que entremos a los corredores turísticos, a un punto estratégico, ya desde que abrimos estamos recibiendo turistas nacionales e internacionales”, resaltó el artesano, y dijo que “estamos viendo los resultados, la importancia y las expresiones de la gente que nos visita, lo encuentran fenomenal”.

De igual forma, aseguró que la casa de la artesanía está cumpliendo con su objetivo de formar parte del Corredor Turístico de la Provincia San Cristóbal y posteriormente en todo lo que es el perímetro del Sur, ya que “estamos en el centro del país, y desde aquí podemos llegar al sur profundo, al norte, ya que estamos ubicados en la Autovía 6 de Noviembre, un punto que conecta a todos los sitios”.

“Nos sentimos orgullosos y tenemos plena confianza en nosotros mismos y la seguridad de que de esta plaza será un éxito con la ayuda de Dios y de que seremos un ejemplo para los demás”, destacó el artesano.

Asimismo, “quiero decirle al Gobierno que sí se puede invertir y que el dinero que invirtió en esta construcción lo tendrán como tasa de retorno, a través de los pagos de impuestos que se realizan por vía de la compra y venta de nuestras artesanías”.

Detalló que cada vez que un turista adquiere un regalo, paga el 18% del itebis y ese es un dinero que va al gobierno, entonces creemos que estamos cumpliendo con la función y haciendo aportaciones tanto a nuestros compañeros, al Estado a través del impuesto, así como a la contratación de manos de obras.

Plan de trabajo

De acuerdo a Matías Vargas para que la plaza pueda llevar a cabo su trabajo han enseñado a sus asociados que la parte fundamental para desarrollarse es el trabajo, pero que lo más importante son los valores, la responsabilidad, dignidad, eficiencia, ética sobre todo.

“Nuestros artesanos están recibiendo talleres del Centro Promipyme, del Loyola para que aprendan cómo se hacen los costos de cada uno de sus productos para que puedan venderlos “ni caro, ni barato, sino al precio justo.

Sin embargo, dijo que uno de los problemas principales que tienen es el tema de la financiación, ya que no cuentan con una institución que les de las facilidades para un crédito, ya que las instituciones del gobierno que están para financiar este tipo de proyecto, siempre dicen que van a ayudar, pero nunca arrancan”.

El artesano informó que conversó con un ejecutivo de Promipyme para que fuera a ver la plaza, para que viera como trabajan los productores, pero que hasta la fecha no han ido, “nadie se interesa de esa parte, estamos en ese sentido en una gran necesidad”. Recordó que aparte de la construcción de la plaza, se contempló su equipamiento, pero que la dejaron vacía, que están trabajando con las maquinarias rudimentarias que tenían, “estamos trabajando a mano pelá , el Estado no cumplió con la segunda parte”.

En tanto, indicó que solo la Dirección Nacional de Fomento y Desarrollo de la Artesanía (Fodearte) le prometió nombrar un sereno, el cual estará disponible de agosto a septiembre, ya que el nombramiento está en proceso”.

El deseo es que cada artesano tenga un módulo de producción y que el centro sea autosuficiente por sí mismo, ya que en el mismo no caben todos los artesanos de la provincia. También, poder replicar pequeños talleres en sus espacios para que trabajen de forma digna. “Una vez tengan sus talleres en sus respectivas comunidades, sus productos los podrán exhibir en el show room o salón principal de la plaza”, indicó el artesano, y destacó que “queremos construya mini talleres en los diferentes municipios para que nuestros trabajen con dignidad, puedan vivir de la artesanía y dejar un legado a las futuras generaciones para que sigan trabajándola”.

Un sueño de los artesanos

Matías Vargas sueña con que los artesanos dominicanos puedan colocar sus productos en los diferentes “guif shhop” o tiendas de regalos ubicadas en los diferentes hoteles, plazas, cadenas de supermercados y farmacias a nivel nacional. Pero dijo que el problema es que gran parte de la artesanía la importan de China, Colombia, Brasil, Indonesio, Madagascar, entre otros países en perjuicio de los artesanos, por lo que entiende que “debemos hacer como Alemania, México, Puerto Rico y Colombia que protegen a sus artesanos”.

Consideró que hay que incentivar a los productores, a través de la enseñanza, de programas de préstamos para que puedan adquirir tecnología de punta, porque si bien es cierto que la artesanía se produce con las manos, no es menos cierto que se necesita la ayuda de máquinas para producir más.

“Lo soñado es eso, estar en todos los puntos de venta de artesanía del país, porque hay suficiente mercado para nuestros productores y por ende le cambiaría la vida a toda la familia”.

Matías Vargas solicitó a la Cámara de Diputados que se apruebe una Ley de Artesanía que proteja a los productores para que puedan competir, para que nuestros artesanos no desaparezcan, porque al paso que vamos corre el riesgo de desaparecer”.

Llamado
Solicitamos a la Cámara de Diputados que se apruebe una Ley de Artesanía que proteja a los productores para que puedan competir”.

Opinión
El papel que ocupa la Casa del Artesano en el circuito del arte es parte fundamental en la representación de nuestra cultura”.

Dificultad
Uno de los problemas principales es el tema de financiación, ya que no contamos con una institución que nos de facilidades para un crédito”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.