“Pienso que el arte es un discurso del espíritu”

Amaurys Reyes se formó con los artistas Yoryi Morel hijo y Víctor Franco Santoni.

Amaurys Reyes
Artista plástico

Araurys Reyes es un pintor impresionista con técnica y estilo óleo sobre tela, que inició su camino por las artes plásticas cuando tenía 13 años. Todo esto empezó cuando se encontraba dibujando una figura parecida a un rostro en un trozo de madera mientras acompañaba a su padre que era maestro constructor, y un amigo de él, el arquitecto Claudio Saleta le dijo que tenía cualidades de artista. Es a partir de ahí que empezó a tomar clases privadas de la mano de los profesores y maestros Víctor Franco Santoni en 1986, y luego con Yoryi Morel hijo, en un curso taller de pintura en la Casa de Arte de Santiago en 1987. Explica Reyes que con el paso de los años su obra ha ido cambiando de forma y estilo, pues indica que mientras muchos artista persiguen lo diferente, “yo persigo simplemente que mi pintura tenga fluidez y transmitirle algo nuevo cada día”.

¿Cómo fue su primer acercamiento con la pintura?

Me formé como artista de manera privada. Mi trayectoria fue bastante interesante. En el 86 comencé la pintura, el primer curso que hice fue en la Casa de Arte de Santiago con el artista Yoryi Morel hijo y luego con el doctor Víctor Franco Santoni. Con don Víctor mi experiencia fue maravillosa, porque cuando lo invité a mi primera exposición individual se sintió muy admirado por todo lo que logré aprender con él. Mi primera exposición fue “Textura Colonial” en 1989, una individual en el Centro de la Cultura de Santiago. La hice luego de visitar Santo Domingo por primera vez, un joven citadino que cuando vio la Zona Colonial quedó impresionado con sus monumentos, entonces decidí hacerla en homenaje a ese Patrimonio de la Humanidad tan hermoso.

¿Cómo ha evolucionado su pintura con el pasar de los años?

Con el paso de los años he ido cambiando de forma, de estilos… Cada artista tiene una forma, muchos persiguen lo diferente, yo persigo simplemente que mi pintura tenga fluidez, transmitirle cada día algo nuevo. En estos momentos estoy teniendo una acogida impresionante con mi nueva producción, y es que a raíz de pandemia, el estar encerrado, la poco interacción con la familia y amigos, comencé a practicar nuevas técnicas, meditando sobre lo que está viviendo la humanidad, un cambio al que todavía la gente de mi generación no nos adaptamos. Viendo esa indefinición que se ha ido dando, lo que hice fue expresarme de una manera libre, sin perseguir ningunas figuraciones en mis obras de arte. Sentí que siendo honesto con el discurso que pensaba plasmar, podría funcionar y realmente ha tenido una gran repercusión. El artista y crítico de arte Enriquillo Amiama me dijo que se había quedado impresionado con mis creaciones, en las cuales solo plasmé lo que hay en mi interior. He recibido invitaciones para participar en exposiciones tanto presencial como virtual en Estados Unidos, España y Francia. Recientemente hice una en la embajada del Perú.

¿Es el arte totalmente subjetivo?

Como todavía se anda buscando una definición sobre el arte, pienso que es un discurso del espíritu. Pienso que si ese discurso no es honesto, no logramos llegar al espectador, porque cada artista trabaja para sí mismo, pero esperando agradar al espectador. Creo que todos buscamos eso, lograr esa conexión con el consumidor de arte, que es la parte más difícil. Eso se logra bien fácil, cuando somos honestos en lo que hacemos y cuando damos continuidad haciendo una investigación de lo que se está buscando. Realmente lo que decidí simplemente fue fluir, no ando en la búsqueda total de nada, también logré desapegarme de ciertos paradigmas que yo mismo perseguía, de ser una persona grandiosa, famosa... A mí simplemente me interesa trabajar, de los resultados no tengo el control.

¿Qué papel juega un crítico de arte en las obras de los artistas?

El papel del crítico de arte es descifrar e interpretar lo que quiso transmitir o plasmar el artista, que también a los inversionistas les interesa saber cuáles son los puntos de vista de una persona que es especializada en el tema, porque realmente es una traducción de la obra el que hace un crítico de arte.

¿Son los galeristas un trampolín para dar a conocer a los artistas?

Los galeristas juegan un papel importante en el trabajo de los artistas plásticos. Ellos son un haz bajo las mangas, realmente son el medio para darlos a conocer ante la sociedad. Si nuestras obras no se colocan en las galerías de arte, las personas no conocerían de ellas y se quedarían en el anonimato.

¿Qué opina del arte contemporáneo?

El arte contemporáneo es su significado literal, es la misma época, pero ahora mismo hay una tendencia que se está utilizando el término arte contemporáneo para la actualidad, la modernidad... Siento que esa tendencia realmente no me define, aunque me considere un artista contemporáneo, moderno a la vez. Siento que lo que se está haciendo como arte está falto de esencia, no me gusta hablar de forma despectiva de lo que se está haciendo, pero hay cosas que no entiendo. Ahora mismo esa tendencia está en debate en muchos foros, ese tema es un poco complejo, incluso ha creado mucha controversia entre los artistas.

¿En la actualidad, qué corriente tienen sus obras?

Ahora estoy haciendo una especie de expresionismo abstracto, estoy trabajando esa línea y me siento muy complacido con ella. Me hace sentir pleno cuando estoy pintando. A parte de que tiene mucho colorido, representa el trópico y realmente son como una catarsis del espectador, porque cada uno ve en su subconsciente lo que está plasmado.

Además de la pintura, ¿a qué otra actividad se dedica?

Los fines de semana para mí son muy importantes, pues estoy dando clases de pintura a niños de escasos recursos, les dedico unas cuantas horas a la semana, les facilito las pinturas, mascarillas, eso me realmente me fortalece más como ser humano. En Villa Mella y en Santiago Rodríguez también impartimos talleres sobre la importancia de preservar el medioambiente, de cuidar nuestros ríos, entre otros temas importantes. Es muy gratificante aportar un granito de arena, me siento bien de poder dar, me encanta ver el rostro de esos niños cuando están pintando y saber que puedo ser útil a la sociedad.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.