Calidad del aire interior: causas y medidas de seguridad

Ventilar la vivienda diariamente, usar sistemas de filtración y purificación de aire y no fumar dentro de casa, son algunas medidas de seguridad.
El aire interior está entre 2 y 5 veces más contaminado que el exterior, según algunas investigaciones

La calidad del aire interior (CAI) se refiere a la naturaleza del aire en espacios cerrados, ya sea en una oficina, un cine, nuestro hogar, etc. Esta calidad viene determinada por los niveles de contaminantes presentes en el aire. Lamentablemente, el aire interior está entre 2 y 5 veces más contaminado que el exterior, según varios estudios entre los que se encuentra el de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), explica la experta en calidad del aire y contaminación de interiores, Milena Santos.

“En el interior de nuestros hogares los contaminantes se encuentran más concentrados que en el exterior ya que, además de la polución que llega del exterior, hay fuentes de contaminantes dentro de la propia vivienda”, señala la también directora de Mercadeo Estratégico y Producto Unitario de Daikin.

Asimismo, sostiene que el humo del tabaco es uno de los contaminantes más importantes, pero también hay que tener en cuenta otros como el agua y la humedad, que contribuyen a la aparición de mohos, hongos, alérgenos y bacterias.

Otra fuente de polución, según Santos, son los materiales de construcción y del mobiliario, que emiten una serie de compuestos orgánicos volátiles que flotan en el aire y pueden ser perjudiciales para la salud. Por igual, los productos químicos que utilizamos para la limpieza, ambientadores, plaguicidas, pinturas etc, suponen una fuente de exposición a partículas peligrosas. “El mantenimiento descuidado de la vivienda y de su equipamiento, como aires acondicionados, también puede originar contaminación. Las grietas en los muros, por ejemplo, permiten la infiltración del gas radón, cuyos efectos en la salud son muy nocivos”, destaca la especialista.

¿Las personas están conscientes de los efectos que causan estos contaminantes en la salud?
Estar encerrados tanto tiempo por la pandemia nos hizo abrir los ojos, y el tema de la contaminación interior y de la necesidad de respirar un aire de calidad en nuestros hogares, comenzó a tratarse con mucha seriedad y a crear conciencia. Existe una relación directa entre la contaminación del aire interior y la salud. Tal es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la exposición a la contaminación interior causa desde efectos leves en el tracto respiratorio como congestión nasal, estornudos, conjuntivitis, hasta efectos sistémicos como dolor de cabeza, dificultad para concentrarse etc. Entre los efectos más graves, se han documentado enfermedades respiratorias crónicas, asma, dolor muscular, convulsiones, alteraciones endocrinas, etc.

¿Los aires acondicionados guardan relación con calidad del aire interior?
Por lo general, las personas no prestan atención al mantenimiento de sus equipos de aire acondicionado y este es un aspecto importante para mantener la calidad del aire que respiramos en espacios interiores. Si el equipo no está funcionando bien y hay señales de que es necesario un mantenimiento, lo más recomendable es contactar a un profesional. Lo que sí es importante de nuestro lado es limpiar el filtro para asegurar su buen funcionamiento, y evitar la acumulación de contaminantes.

¿Cómo me doy cuenta de que mi aire interior está contaminado?
Para saber qué calidad tiene el aire de nuestro hogar hay que tener en cuenta la satisfacción de los ocupantes respecto al aire que están respirando: si se perciben olores desagradables o si presentan síntomas relacionados con el aire de mala calidad. También se puede analizar la concentración de contaminantes a través del análisis continuado con dispositivos específicos o la toma de muestras para estudiar posteriormente. Ahí tenemos desde los sensores de CO2, sensores de concentración de VOC, sensores de PM2.5 o sensores de humedad que evalúan la humedad y la temperatura para evitar la aparición de mohos y bacterias indeseadas.

¿Qué podemos hacer para disminuir la contaminación del aire interior en nuestros hogares?
Algunos consejos importantes serían ventilar la vivienda diariamente, usar sistemas de filtración y purificación de aire, no fumar dentro de casa. Muchos, incluso, usan plantas que absorben los contaminantes del aire. Hay otras cosas que podemos hacer como tratar de no usar productos químicos o procurar que los materiales del mobiliario, pinturas o tejidos sean de origen natural.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.