Con un sorbo de café el dominicano inicia su día

República Dominicana es considerado uno de los países principales consumidores de café de América y el Caribe.
El 11 de este mes República Dominicana celebró el Día Nacional del Café

Por costumbre, la mayoría de los dominicanos inician su día con un cafecito, una bebida que los impulsa en su búsqueda de un mejor día.

La hora en que se consume juega un papel importante en la vida de los aficionados de esta bebida, ya que los ayuda, por ejemplo, a estar activos en las mañanas, a concentrarse o a desarrollar las actividades de manera más eficiente.

“El café hace muchos años viene siendo relacionado como una bebida social, tanto en República Dominicana como en otros lugares del mundo. En la actualidad existe una gran variedad de cafés para todos los gustos. Esto ha permitido generar un impacto social muy grande en este país”, dice Chrystian Molero, coordinador comercial y capacitación de la marca Nespresso.

Tipos de bebidas

La chef María Alicia Ramírez manifiesta que con el café se pueden preparar diferentes tipos de bebidas, como café con leche, café expreso, oscuro, cappuccino, el “latte macchiato”, que contiene café expreso, leche caliente y espuma de leche; y “cappuccino frappé”, hecho de café frío, helado de vainilla, azúcar, hielo y nata. También, café irlandés, elaborado con café, ron, Baileys y crema batida.

De igual manera, está el café “moka”, hecho con café instantáneo, un poco de agua, leche y chocolate en polvo; el café diplomático: de café negro, yema de huevo, azúcar, brandy y crema de leche.

Características de un café de calidad

¿Alguna vez has sentido el olor del café y se te despierta el gusto? Y es que, de acuerdo a los amantes de esta bebida, su aroma y su sabor hacen que el café sea una de las bebidas más consumidas en el mundo.

Al igual que un catador de vino, antes debemos primero aspirar el olor del café. Para Molero, esta característica aromática se debe a la cafeína, que es un distintivo volátil del café, que generalmente se acentúa después de la operación del molido, dejando una grata sensación al olfato, y esto es lo primero que evalúa un catador profesional. Y mencionar también que las diversas calidades de cafés tienen sus respectivos aromas.

Mientras que el cuerpo lo podemos distinguir por la sensación táctil causada por la densidad del café en la boca, su textura, viscosidad, peso y grosor. “Por lo general, los cafés de altura tienen estas características, un buen cuerpo, sintiendo un gran sabor después de haberlo tomado, y este factor está relacionado con los aceites y sustancias que se extraen de los granos a lo largo de su tratamiento. Lo podemos notar más en los cafés robustos arábicos naturales”, indica el experto en cafés.

Por otro lado, la acidez va de la mano con la cosecha, entre más alto el lugar donde se cultiva el café, mayor será su acidez. “Se puede sentir con la sequedad que produce el café, en los bordes de la lengua y en la parte de atrás del paladar. Debemos resaltar que la acidez es una cualidad positiva en el café, es la expresión de su viveza, sin ella un café parece plano y con poca personalidad”, manifiesta Molero, quien a la vez añade que la acidez denota un sabor atrayente y perdurable. Es una característica deseable y prioritaria en la valoración de la calidad del café.

“El aroma, el cuerpo y la acidez, son estos tres factores que determinan la sensación del sabor del café, por ello los catadores profesionales los han subdividido en sabores primarios Ácidos, Meloso, Vinoso, Blando, Mordaz, Agriados. etcétera”, concluye.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.