PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Las redes hacen maravillas: así como nos permiten ver la grandeza de los seres humanos, también nos dan la oportunidad de apreciar el válido nivel de absurdo que impera en otros y las miserias humanas que abundan en muchas “personas”.

Usted se preguntará por qué me expreso así de entrada, la respuesta es simple, un paseo por el mundo virtual me ha permitido ver la frialdad y ligereza con la que muchos critican sin indagar sobre aquello que van a condenar.

Un ejemplo simple es el que comparto a continuación. El otro día se hizo viral un video que mostraba a un pasajero agrediendo físicamente a un azafato, sí, AZAFATO, el término es válido.

La información la vi publicada en un medio de comunicación tradicional y suelo detenerme mucho en los comentarios por las ocurrencias repentinas de los lectores… ¡Confieso que muchas apreciaciones me hacen desternillar de la risa!

En fin, muchos allí critican con toda certeza que eso no se escribía así, incluso pedían al medio que los contratara porque “sabían escribir mejor que el administrador de la red social”.

Veamos qué nos dice la Real Academia Española sobre el término en cuestión: azafato -ta. ‘Persona que atiende a los pasajeros en un avión u otro medio de transporte’ y ‘persona contratada para dar información y ayudar a los participantes de congresos, exposiciones, etc., o que asiste al presentador y al público en un programa de televisión’.

Ciertamente, la grafía “azafato” tiene sus sinónimos: asistente o auxiliar de vuelo, sobrecargo, aeromozo, azafato o tripulante de cabina de pasajeros, entre otros términos, polo que el termino es válido.

En este cargo o empleo, tanto el hombre (azafato) como la mujer (azafata), será aquel miembro de la tripulación que tiene como misión principal la vigilancia de la seguridad del vuelo y la comodidad de los pasajeros.

Me indigna cuando muchos se aventuran con toda libertad a criticar la escritura de alguien sin validar en las fuentes oficiales.

Lastimosamente, la pereza abunda en esos que prefieren criticar como papagayos y exponerse al ridículo ante la observación de los que sí nos preocupamos por abrazar no solo el escribir y hablar de manera correcta, sino de tener extremo cuidado a la hora de corregir a alguien.

Así que, ¡por favor!, antes de criticar algún escrito o cualquier cosa que no sea de su competencia, asegúrese de que lo que está observando es correcto, porque si no lo hace, tenga la seguridad de que hará el ridículo ante quienes lean sus erróneas observaciones.


¡Gracias por leerme!

Posted in Opiniones
agency orquidea

Más contenido por Adelaida Martínez