China salvó

Hasta los presidentes aprenden de “los golpes de la vida” y ha sido el turno de Luis Abinader para apreciar, a pocos meses en el poder, el peligro de “escupir para arriba”, según el viejo refrán. Puedes terminar retractándote, o necesitando a quien alguna vez despreciaste o maltrataste. Abinader definió, imprudentemente, política exterior exageradamente pronorteamericana y excluyente de China. Como parte de eso, privilegió la estadounidense Pfizer en compra de vacunas contra covid-19. Esta empresa plantó a nuestro país y resulta que si ahora tenemos vacunas para cubrir los tres primeros objetivos de la fase 1 de la vacunación, es mayormente gracias al paquete de China (768 mil dosis vacuna Sinovac). Ahora otro gallo canta. El desconsiderado nos salvó la campana.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.