Supermercado

Subió prácticamente todo como efecto colateral de pandemia de covid-19 y la experiencia del supermercado es de espanto diario. Nos rinde menos el dinero, un duro golpe a nuestra economía personal. Pero no queda más remedio que acostumbrarnos al nuevo nivel de precios; hay que vivir con él. Cuando un bien o servicio sube de precio, en general es improbable que regrese al anterior, aunque vemos alguna excepción con determinados productos agrícolas cuyos precios fluctúan durante el año, por causa de ciclos de producción. Bueno, nos queda rezar por que no haya más inflación; que hayan verdaderamente cesado las presiones en este sentido. Ya bastante complicada es la coyuntura para que esa carga venga a agobiarnos más.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.