Una Isla, dos países

República de Haití, país que comparte una misma isla, La Hispaniola, con el nuestro, la República Dominicana. Día miércoles 7 de Julio del 2021, asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise. Magnicidio 14 de agosto del 2021, sismo en Haití, afectando principalmente a las ciudades de Jeremie y Les Cayes.

Gran terremoto magnitud 7.2 en escala de Richter. Con sus secuelas de muertes y destrucción. Y de ñapa, tenemos, cada vez en mayor auge, a las gangas, las pandillas y bandas que hacen, deshacen y controlan... Es justo el momento, justo la coyuntura en que la República Dominicana debe de una vez y por todas empantalonarse ante la comunidad internacional, ante el concierto de naciones, o ante quienes sea que tenga que hacerlo. Pero debe hacerlo ya: Reclamar, con toda la diplomacia que amerite, pero con toda la inteligencia y energías necesarias ante la llamada comunidad internacional que asuman definitivamente resolver la ancestral problemática haitiana.

No deben las potencias mundiales, no deben los organismos internacionales, seguir con su indiferencia, no deben seguir con su indolencia, no deben seguir con su insensibilidad humana ante la desastrosa realidad haitiana. Todo lo cual desgraciadamente, quiérase o no, arrastra, afecta a la República Dominicana. Y, al discurrir del tiempo habrá de dar al traste con la convivencia y sobrevivencia en la Isla.

No porque sea el país más pobre del hemisferio, aunque realmente lo es, de Haití desde siempre se ha dicho, se ha visto que es un Estado fallido. Un país, una nación inviable.

Bueno, pues tócales a las principales potencias mundiales: Estados Unidos, Francia, Canadá, Inglaterra y Alemania, resolver esta situación.

Si la OEA (Organización de Estados Americanos) y la ONU (Organización de las Naciones Unidas), no juegan su rol, como en efecto no lo han hecho nunca en relación a este asunto, entonces, la República Dominicana tendrá que propiciar mecanismos, algún organismo internacional ad-hoc que le ayude a hacer entender a estas potencias que deben resolver esta problemática.

Se constituyen en G-8. Y un poco más ampliado, se constituyen en G-20. Bueno, pero si la ONU está integrada por 193 países y usted saca o constituye un grupo de 8, pues resulta que los otros quedan automáticamente constituidos en un grupo de 185. ¡Actúa, República Dominicana! ¡Defiéndete!
Muy cordialmente
José Vicente Calderón R.
CIUDADANO

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.