Cura duro; cura blando

    El día de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte fue radical al fustigar la corrupción, la inflación y el costo de la vida. Hizo una advertencia, que se entendió dirigida al Gobierno: “Hay que tener cuidado con el pueblo”, por lo que hubo ilusos que vieron a la iglesia confrontando al Gobierno. Pero ayer lo buscaron, ¡vaya coincidencia!, para la misa aniversario del PRM en la que pidió “paciencia” al pueblo por el costo de la vida y bañó de elogios al presidente Abinader, presente en la actividad, a quien definió como ejemplo de transparencia y humildad, y dijo que conduce al país con sabiduría, valentía y agallas. ¿Qué cambió del 21 de enero al 4 de febrero? Vaya usted a saber. O mejor, pregúntenle al monseñor.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.